El cazador cazado, vídeos que retratan a los acosadores callejeros En red

Cuando un hombre machista le increpa por la calle, Alicia Murillo saca el móvil, enciende la cámara y le emplaza al agresor a explicar qué le ha dicho y por qué. Es el Cazador Cazado, un proyecto iniciado por esta bloguera, actriz y cantante con el objetivo de combatir el acoso sexista callejero. Nos lo presenta en vídeo.

Alicia Murillo realizó este vídeo para presentar a las lectoras y lectores de Pikara su proyecto contra el acoso  machista callejero “El cazador cazado”. Paradójicamente, Youtube eliminó este y el resto de vídeos del proyecto acusándola de tener como fines intimidar, acosar y amenazar. Lo retiraron a solicitud de un grupo de cibermachistas organizados a través de un foro que previamente habían dejado cientos de comentarios insultándola, ante la pasividad de Youtube. Lo subimos a Vimeo y también lo censuró. Estamos buscando la forma de colgarlo en un sitio seguro. #TodxsConAliciaMurillo #SomosManada

Cuando un machista la increpa por la calle, Alicia Murillo saca el móvil, enciende la cámara y le emplaza al agresor a explicar qué le ha dicho y por qué.  Es el Cazador Cazado, un proyecto iniciado por esta actriz, cantante y activista feminista en su blog A través del espejo de Alicia, con el objetivo de combatir el acoso sexista callejero. Con esta propuesta, la bloguera pretende promover el empoderamiento personal y colectivo de las mujeres, concienciar de que esas actitudes normalizadas son agresiones, y romper la impunidad de sus autores mostrando sus rostros y sus reacciones.

Preferíamos que la propia Alicia nos lo contase, y ella nos ha regalado este vídeo estupendo en el que no sólo explica el proyecto, sino que habla sobre la diferencia entre el piropo y la agresión, entre otras cuestiones. Podéis ver el resto de vídeos en su blog. No tienen desperdicio. Para muestra, os dejamos con uno de ellos, en el que Alicia retrata a dos impresentables que intentaron ligar con ella y con sus amigas durante la manifestación del 1 de mayo en Sevilla.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Print this page
El cazador cazado, vídeos que retratan a los acosadores callejeros
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

¿Quieres debatir en un espacio tranquilo, seguro y libre de (machi)trols? Vente al foro de debate de Pikara Magazine

Revista que ofrece periodismo y opinión con un enfoque crítico, feminista, transgresor y disfrutón.

Comentarios recientes

  1. Ineritze

    Me ha encantado el ejemplo y la reflexión que hace de la mani del 1 de mayo. Comparto una experiencia reciente en la que faltan al respeto a una mujer y luego les piden disculpas a ellos, porque suele ser un detector muy claro de tío que volverá a ser machista e irrespetuoso con las mujeres. El último enganchón que tuve por eso fue en un concierto en el Antzoki, hace un par semanas. Fui con unas amigas a pasar un buen rato. Tuvimos la mala suerte de coincidir con un grupo de tres tíos que estaban molestando a la gente que veíamos el concierto tranquilamente. Incluso al comienzo cuando la sala estaba casi vacía. No dejaban espacio para bailar al resto o incluso nos empujaban. Especialmente a una mujer que había delante, y a nosotras había momentos que casi nos tenían arrinconadas contra la pared para poder esquivarles ¿Iban bebidos? Sí. ¿Es excusa? No. Acabaron por tirar encima de otra mujer la bebida de ella y efectivamente, como en el caso de Alicia, le pidieron disculpas a su acompañante. ¿¿¿??? Le pregunté al que lo había hecho por qué si le habían tirado la bebida a ella no le pedían disculpas a ella. Le pidió disculpas, pero siguieron igual. Al cabo de un buen rato me acabé hartando y les dije que pararan, que no estaban solos en la sala y que estaban molestando. Bueno, a nosotras nos molestaban, a los demás les daban vergüenza ajena. Dos empezaron a cortarse, pero el tercero entendió en su retorcida lógica, que si le hablaba era porque estaba ligando con él y empezó a molestarnos conscientemente, que si un golpecito, que si te soplo, que si otro empujón… Le dije varias veces y muy claro que parara y no hubo forma, le ignoramos pero ya no desistía. Si por mí hubiera sido habría avisado a alguien de seguridad, pero me convencieron para que intentara dejarlo estar, que ya se cansaría. Al lado nuestro teníamos varias personas que entendían la situación, pero nadie hizo nada, salvo mirarnos con ¿falsa? empatía. Finalmente por petición de mis amigas, y para evitar más problemas y malos rollos acabamos cambiando de lugar. No me pareció justo, porque aunque el tío se quedo cortado, siento que “ganaron” ellos. Hacía tiempo que no me sentía tan cabreada. No estoy pidiendo que alguna de las personas que había alrededor nuestro hubiera llegado “al rescate”, pero sí que la aceptación tácita de no hacer nada, legitima esas situaciones. Posiblemente si hubiera habido algún otro toque de atención o algún comentario para que pararan como el nuestro, los tíos se habrían cortado bastante antes.

  2. Pingback: “El cazador cazado” y ¡Atrévete!, dos iniciativas contra el residuo acosador y agresor | Labor de Noógrafo

  3. Pingback: ‘El cazador cazado’: un proyecto feminista de Alicia Murillo | Colectivo Feministas en Movimiento

  4. Elena González

    Muy bueno, Alicia.

    He hecho lo mismo en Marruecos, donde vivo, y donde el acoso sexual a las mujeres es constante desde que pones un pie en la calle. No importa si llevas velo, si no lo llevas, si vas con minifalda o con vaqueros y camiseta. Pasar por delante de un café -donde sólo se sientan hombres, claro- es un incordio. Salir a la calle a las once de la noche sola ya se presenta como inviable; tienes que hacerte acompañar por algún amigo hasta la puerta. Por no hablar de roces y tocamientos en conciertos, garitos, manifestaciones o la misma calle.

    Las colegas que trabajamos aquí hemos clasificado las modalidades de “piropos”:
    – Piropo colectivo. Varios hombres que van juntos por la calle se lanzan, animados por la valentía que da el grupo, a soltar ordinarieces a toda mujer que pasa.
    – Piropo entre dientes. Ininteligibles: Desde un “shshshsvgmmmssfpprjpfff… !!!” a los “pssss pssss” o los “Gacelaaaaa”, que viene a ser un “Jamonaaaa” pasando por todas las modalidades de sonidos guturales que se te ocurran.
    – Piropo al vacío. Te dicen cosas a pesar de que te has puesto los auriculares para no tener que oír nada. Creemos que la venta de auriculares en Marruecos es un negocio próspero y rentabilísimo y estamos pensando en montar una tienda.
    – Piropo-insulto. Al final, siempre acaba llegando el “Puta!” cuando les contestas enfadada o, peor aún, el intento de agresión o la agresión.
    – Piropo-tenis. El “tenis de café” modalidad masculina es uno de los deportes más practicados en este país. Consiste en sentarse en un café a matar las horas y a mirar a un lado y a otro escaneando a las mujeres. He probado a hacerlo yo con los hombres con resultados curiosos.
    – Piropo-móvil. Te persiguen gritándote desde un coche hasta que se cansan.

    En mi caso, hice el experimento con grabadora (soy periodista y trabajo de corresponsal-freelance) y en cuanto la sacaba, la mayoría se amilanaba y salían corriendo.

    A veces les contesto, a veces no. Depende de cómo tenga el día. Eso sí, intento no bajar nunca la cabeza, aunque sé que después de un tiempo aquí, ya te acostumbras a salir a la calle, esperar todo lo que contaba arriba y fingir que no lo oyes bajando la cabeza. Eso me dicen mis compañeras. Yo intento dar la batalla todos los días hasta que ellos se acostumbren a que la calle también es un espacio para las mujeres, y no sólo la casa.

    Me encantó el vídeo.
    Buena suerte en el siguiente.
    Abrazos
    Elena

  5. Paula

    Hola a todos. Llevo sufriendo este acoso muchos años y por fín le he podido poner nombre. Yo sentía que algo no estaba bien en ese tipo de conducta masculina. Siempre me ha parecido una falta de respeto y durante muchos años me he sentido agredida por esos comentarios, actitudes y confianzas, sintiéndome frustrada porque acababa ignorando ese acoso verbal por no echar más leña al fuego. Mi respuesta me hacía sentirme muy impotente porque parecía que acababan “ganando” ellos y no parecía que se dieran cuenta que habían hecho algo malo. Así que decidí probar otra cosa. Cada vez que recibo un “piropo”, insinuación de cualquier tipo, o acercamiento en la vía pública por estar sola intento responder con algún sarcasmo ingenioso (solo es cuestión de práctica que se te ocurran automáticamente). Voy a poner un ejemplo. Mis amigas y yo salimos de un pub y nos dirigimos a otro:
    Acosador en la puerta siguíendonos- ¿Dónde váis guapas?
    Mi respuesta: Buff!! Dónde no estés tú!!
    Puedo aseguraros que funciona a la perfección. Les suele sorprender de que se les plante cara y casi siempre se van sin saber que responder y visiblemente humillados. Hasta me han dicho muchas veces: chica, que borde eres… Y mi puntilla: Uy!! Sólo con quien se lo merece, pero tu tienes pinta de estar acostumbrado a que te manden a la m… (usar con personas que no parezcan peligrosas, jejej..)

  6. Bilbaína Preocupada

    Otra VIOLACION en Bilbao efectuada por MAGREBIES y van …

    Jóvenes de 21 años emancipados en un piso en Bilbao, intentando ROBAR y VIOLAR a una chica …

    http://www.elcorreo.com/vizcaya/20120709/local/detenido-joven-anos-intentar-201207091104.html#disqus_thread

    ¿Piso TUTELADO a VIOLADORES MAGREBIES pagado por el erario publico vasco?

    Uno de los más temidos nudos gordianos para las feministas es el constituido agresiones sexistas, asesinatos machistas o los asaltos sexuales de claro carácter étnico protagonizados por inmigrantes.

    Y no hablamos aquí solo de violaciones comunes, las cuales, desgraciadamente, no son exclusivas de los Magrebíes aunque estos agradecidos jóvenes del Magreb “solo” representen un 85% de las cometidas en Euskadi (terrorífico). Pero sí de toda una tipología de abusos sexuales en la cual los inmigrantes tienen la exclusividad, tal como las tournantes o violaciones en grupo, éstas sí, características de ciertos grupos de inmigrantes, concretamente de magrebíes

    ¿Cómo encubrir desde el feminismo violaciones y abusos sexuales cometidos por la inmigración? Pero las feministas tienen que hacerlo, tienen que encubrirlos: porque el hecho cierto es que proporcionalmente tienen una mayor incidencia general en violaciones y abusos sexuales, así como el monopolio de ciertos tipos de asaltos sexuales, y esta realidad es inadmisible para las feministas, tributarias de una ideología que forma parte constituyente del discurso y la ideología políticamente correcta del inmigracionismo.

    El problema se complica cuando en estos actos, por la elección de las víctimas, casi siempre autóctonas/españolas/europeas/blancas, se revela una fuerte aversión anti-europea, algo que el feminismo, por las razones comentadas, no puede denunciar.

    Las respuestas desde el feminismo son diversas. La más común es la ausencia de respuesta, lo que en sí mismo constituye toda una confesión. Confrontadas la terrorífica realidad de la violencia sexual étnico-cultural con la debida obediencia al dogma progre y liberal de la corrección política inmigracionista y multicultural, las feministas optan por cerrar filas con sus compañeros ideológicos y abdicar de la defensa de las mujeres violadas.

    A veces las feministas se pronuncian. En estos raros casos aparece muy clara la citada toma de posición ideológica por el inmigracionismo y el abandono de las víctimas, de las mujeres españolas violadas

    Mi hermana era feminista, militante y sigue creyendo en la labor que se debe de hacer para equipara en oportunidades a la mujer pero no en las organizaciones que así se autodenominan en Euskadi después de lo que tuvo que vivir tras la agresión de los trea agradecidos Magrebies y el casi silencio de sus compañeras, acabó desilusionada y realmente asqueada con esta hipocresía.

    Me recuerda el caso en el que una feminista se pronunció respecto a un asalto sexual étnico es la de la antigua edil de Normalización Lingüística, Igualdad y Cooperación del Ayuntamiento de Donostia, Ainhoa Beola. El motivo fue la agresión sexual a una joven guipuzcoana y la agresión a su novio (al cual, por cierto, con una crueldad inusual desnudaron y efectuaron varios cortes con una navaja en el pene) por parte de cuatro MAGREBIES (ver Link http://elpais.com/elpais/2008/08/06/actualidad/1218010638_850215.html ).

    Esta representante municipal optó por echar balones fuera, poner el ventilador, ignorar el componente étnico-cultural de la violación y culpar, sin asomo de vergüenza ¡al ambiente de machismo generalizado que ella detecta en nuestra sociedad!. Con esto consigue condenar la violación pero no a los violadores magrebíes, culpando de ese acto horrible a todos, incluidas las víctimas. En vez de afrontar con valentía el trasfondo étnico que hay detrás de este suceso, en el cual, no lo olvidemos, una chica local es violada, directa o indirectamente, por cuatro magrebíes, carga contra la sociedad en su conjunto haciendo uso de su sectario discurso feminista y escamoteando la realidad.

    Por no hablar de la agresión sexual de otros dos a Magrebies del Centro Tutelado de Loiu gradecidos para con la sociedad vasca que les acoge y gasta en ellos miles de Euros al mes en mantenimiento que usaron otra de esas “costumbres”: desfiguración de rostro y cuerpo de la chica agredida con un cuter. Pero como la agredida era otra adolescente local de Rekalde pues …

    Es muy lógico en su situación: asumir el componente étnico de la violación implicaría asumir la responsabilidad que en estos graves sucesos tienen todos los inmigracionistas, colectivo del que el movimiento feminista forma parte. Además, nada debería estropear el montaje organizado por estos ideólogos acerca de la inmigración y el multiculturalismo.

    Ni mil violaciones, ¿verdad feministas? ¿verdad señores políticos? verdad señores periodistas?

    ASKI DA !

  7. Itxaso

    Bilbaina preocupada…

    Empleas las agresiones que mencionas para justificar y dar rienda suelta a tu racismo. Pero se te sigue viendo ridículamente racista.

    1* Tendrás que probar los hechos que denuncias (el 85 % y demás datos que afirmas tan a la ligera). Y no, dos noticias no constituyen una prueba.
    2* Cerca de tu casa seguro que también han nacido personas que han cometido algún delito. Eso no te convierte a ti en delincuente. La mayoría de inmigrantes tampoco lo son.
    3* Tú eres racista y abogas por políticas racistas. Podríamos dedicarnos a analizar el trasfondo cultural de tu propuesta. Sí, sin duda. Pero sería erroneo concluir que, a la vista de tu persona, todas aquellas otras que nacieron cerca de ti están igualmente incapacitadas para el respeto y la convivencia pacífica. Pues tres cuartos de lo mismo.
    4* Que algunas personas nacidas más para allá cometan crímenes contra otras nacidas más para acá no justifica las prácticas racistas, entre otras, nuestras políticas migratorias. Ergo, no, no justifican políticas aún más racistas.
    5* La ablacion (por poner un ejemplo probado) es una práctica promovida y justificada por creencias religiosas o culturales que tienen su origen en otros lugares de la tierra. Pero la gente no necesariamente vive donde nació, aparte de que esas creencias pueden ser adoptadas por personas que nacieron bien cerca. Así sucede que se están realizando ablaciones en, quizás, tu mismo barrio. Habrá que detener a quienes las realizan e imponerles las penas acordadas. Al mismo tiempo habrá que encontrar los modos de evitar futuras ablaciones. Y desde luego no es enviando a sus autor*s a su lugar de nacimiento. ¿Acaso una casa se limpia enviando la suciedad a algún cuarto que a mi me quede más lejos?
    6* El objetivo a la hora de afrontar las violaciones es que no se viole a ninguna persona en ningún lugar del mundo, no que no se te viole a ti y a quienes viven cerca de ti y al resto que les den. Así que seguro que enviar a todo violador…y, ya puestas, a todo delincuente, haya nacido en donde haya nacido…y a toda persona que a ti se te antoje peligrosa por motivos tan fundados como su lugar de procedencia, aunque en su vida haya matado a una mosca…
    a otro lugar, a saber, ¿al llamado sur?…seguro que a ti te tranquilizaría. Pero, desengáñate, no es ese el objetivo.
    7* Efectivamente, todo el mundo sabe que si a un* racista le dices que el violador era magrebi se siente encantad*. Ha encontrado un modo de dar rienda suelta a su virulencia racista sintiéndose justificadísima: “oh, sí, yo los linché…pero porque eran demoníacos!”. Así que teniendo en cuenta el trasfondo racista que apesta por aquí, bien cerca, suele ser preferible ocultar el dato (no es lo mismo no contártelo a ti o rechazar hablarlo contigo que ignorarlo allá donde sea significativo).
    8* La persona racista no percibe ningún trasfondo cultural y no porque no lo haya sino porque los prejuicios no permiten ver la realidad, aún menos su trasfondo. Tú eres un claro ejemplo. No realizas ningún análisis profundo y esclarecedor porque no ves y no hablas más que desde tus prejuicios y sobre tus prejuicios.

  8. Pikara Magazine Artículo de la Autora

    En Pikara Magazine no aceptamos comentarios racistas y xenófobos como el de Bilbaína Preocupada. El único motivo por el que no lo borramos es por la respuesta de Itxaso. Nos alegra que haya lectoras que respondan con contundencia a los intentos de vincular las agresiones machistas a los hombres que provienen de una región determinada.

  9. Piluca

    El sábado salí a tomar unas cervezas con una amiga a un bar de Lavapiés. Estábamos charlando y bailando animadamente y un individuo pasó cerca de nosotras. Me sobó todo el brazo de una manera clarísima e intencionada (agarrándome por el codo) y, a la salida, intentó tocar el vientre a mi amiga que, como estaba prevenida, logró zafarse. El tipo, sintiéndose impune, se volvió y nos sonreía amenazadoramente. Se quedó tan ancho, a saber a cuántas mujeres les hace lo mismo cada noche.

    La sensación de derecho adquirido e impunidad de estos personajes es lo que me saca de mis casillas. Por eso solo puedo darte la enhorabuena por tu iniciativa y decirte que me ha encantado y que me apunto a seguir tu ejemplo. Saludos!

  10. Pingback: Preocuparse, callar y cruzar la calle | El Clavo

  11. Pingback: “El Cazador Cazado”, vídeos que retratan a los acosadores callejeros | AraInfo | Achencia de Noticias d´Aragón

  12. Pingback: Las nicas se rebelan contra el acoso callejero | Mari Kazetari

  13. Bilbaína Preocupada

    Estimada itxaso y Pikara Magazine.

    Muchas gracias por no borra mi mensaje (ironía).

    Itxaso, quien no hace analisis alguno eres tú que te tan solo me respondes con una serie de topicos, llegandi a mencionar la ablación, la cual por cierto yo no menciono en mi escrito.

    El aumento de agresiones sexuales, de violencia extrema, de robos con violencia que se está produciendo en el País Vasco en los últimos años.

    Por suerte en el pasado hemos gozado de unos niveles realmente bajos de este tipo de delitos en comparación con otras comunidades pero al día de hoy la alarma social que han generado, en especial el aumento espectacular de violaciones, algo que antes era anecdótico en nuestra geografía ahora se repite con una frecuencia intolerable. Por qué un numero tan desproporcionado de las agresiones sexuales y violaciones que se producen en Euskadi las cometen jóvenes magrebíes? Pienso que el desprecio absoluto que sienten hacia los derechos y libertades del género femenino es la principal causa. La consecuencia la padecen las jóvenes que han visto como sus libertades y su seguridad se ha desvanecido.

    Aquí es donde ya la situación es insultante, degradante, humillante….Muchos de estos chicos del Magreb a los que estamos cuidando y mimando, destinado partidas presupuestarias que no destinamos ni para nuestros propios jóvenes deben pensar que ya que les damos casa, alimento, educación, entretenimiento por qué no un poco de sexo no consentido para rematar el pastel. Suena fatal pero quienes actúan con tal desprecio hacia sus anfitriones o bien padecen algún trastorno psicopático o simplemente nos consideran unos parias a quienes usar y abusar.

    Me pregunto si la clase política que nos representa es tan extremadamente incompetente como para no ver lo que están originando o si por contra lo que para el ciudadano roza lo incomprensible para ellos es parte del diseño futuro de las clases sociales con el objetivo de formar la pirámide social con una base marginal enorme que sustente su estructura política y favorezca a intereses particulares. Cada vez hay más población indignada, las posturas se van radicalizando y el conjunto de la sociedad exige una solución al problema. Estamos a tiempo de replantearnos ciertas políticas sociales y aprender de los errores. Quienes pueden y deben hacerlo, deben oír el clamor popular y no permitir que el odio, desconfianza, miedo, enfrentamiento y desprecio vaya en aumento. Buscar una solución YA porque mañana o la semana que viene otra chica habrá sido violada, a otro gay le habrán dado una paliza y a otro chaval le habrán apuñalado y robado y vosotros seréis los culpables.

    Agur bero bat.

      1. Bilbaína Preocupada

        I agree but … where the f*** can you find any trace of racism on my messages? Da igual, que el copntenido de mis mensajes no te impida responderme con una letania.

        Es cierto que es fácil caer en la tentación y simplificar hablando del fenómeno de la inmigración en general, mezclando de paso a un colectivo tan heterogéneo como el de los inmigrantes.

        Pero no es menos cierto que otros agentes sociales, partidos, medios de comunicación e instituciones en general en Euskadi, por el miedo al Label de “racismo” o por lo que fuere, hacen lo inverso: utilizan a la inmigración en general, como escudo “argumental” con el que intentar frenar las lógicas quejas y preocupación que están levantando grupos muy específicos en Euskadi como los jóvenes Magrebíes, sobre todo entre mujeres jovenes (aumento alucinante de acoso y agresiones sexuales en plena calle) y mujeres mayores (robos con agresión a amonatxos como no se veía desde los 80 y la plaga de la heroina) o entre otros ciudadanos (nacidos en Euskadi, Badajoz, Bogota o donde sea) que día si y día también padecen sus numerosas agresiones, robos, asaltos cuando no violaciones o intentos de violación.

        Los simplones del discurso prefabricado que intentan, como decía, escudar a estos agradecidos jovenes Magrebíes con unas tasas de criminalidad en Euskadi fuera de toda escala, detrás del fenómeno de la inmigración le acaban por hacer un flaco favor al colectivo inmigrante en general.

        Al fin y al cabo, si pones a al ciudadanía a comulgar con ruedas de molinos, al “no digas nadas o te demonizamos con el label “racista” al final se obtiene el efecto contrario: la gente opta por opciones que perjudican al colectivo inmigrante en su totalidad y no a los problemas específicos.

        Los medios y la clase política no tiene que hacer de tapón si no de conductor de las preocupaciones, cuando son legítimas. La preocupación por integrar a una llegada masiva en los últimos años de un perfil tipo de joven Magrebí con una mentalidad en muchos casos, sobre todo en lo que a la mujer o colectivos como el Gay respecta mas propios de la Baja Edad Media, de una escasa preparación y con grupos precisos como los jóvenes del Magreb con unas tasas alucinantes de agresiones sexuales y robos es un preocupación legítima.

        En cuanto a la censura existente en este tema y los guayones que no quieren oír hablar siquiera no del fenómeno de la inmigración en general, sobre los que la mayoría de ciudadanos no tenemos objeción alguna, si no de los abusos, agresiones, robos … protagonizados por grupos bien concretos como los NiNis Magrebies estos enarbolan un nuevo fascismo que muestra cero empatía hacia aquellos que padecen las consecuencias (la mayoría ciudadanos de clase obrera, media baja u otros inmigrantes) de estos dos grupos concretos mencionados resulta cada día tan obvia como repugnante.

        Un malentendido sentido de lo “políticamente correcto” está actuando como rodillo total y absoluto que señalaba y señala al discrepante con su particular letra escarlata, xenófoba”, “racista”… aunque ninguno de estos epítetos apliquen, es lo mismo. La cultura de lo “progre”, que de progresista tiene poco por cierto, no admite la confrontación de ideas, se basa en la descalificación permanente.

        Fascismo puro de nuevo cuño.

        Agur bero bat.

        Por cierto, una nueva AGRESION SEXUAL en Bilbao este sabado en el Metro a manos de … otro agradecido joven Magrebí.

        Y van …

  14. Pikara Magazine

    Insistimos: en Pikara Magazine nos parece intolerable asociar las agresiones sexuales a los hombres de una nacionalidad o región determinada. Los vídeos de Alicia Murillo demuestran precisamente que no hay un perfil de agresor y que la única cultura que explica la violencia machista es la cultura machista. Bilbaína Preocupada, te pedimos que no vuelvas a utilizar esta web para difundir tu discurso, porque aquí no es bienvenido. Y sí, censuraremos los próximos comentarios en los que se criminalice a un grupo de personas por ser de otro país porque eso es xenofobia e incitación al odio racial.

  15. PE

    Hola a todas,

    Yo no se si Bilbaína es o no racista, sus mensajes no me lo parecen. Solo se que en mi grupo de amigas, la mayoría vivimos entre las 7 calles y La Vieja, somos ya dos las que hemos sufrido robo con “toqueteo” por parte de estos jóvenes del Magreb y no creo que seamos pata nada racistas.

    El porque estos jóvenes que están llegando a Bilbao desde Marruecos o Argelia son así entiendo que ser por educación o falta de la misma, cultura, desarraigo y un sin fin de razones, pero en cualquier caso, ser una chica joven y salir por ciertas zonas de Bilbao a ciertas horas se ha convertido en un ejercicio de riesgo a manos de estos tipos y cada vez somos mas las afectadas.

    Un saludo.

    1. Pikara Magazine Artículo de la Autora

      Las impulsoras de Pikara Magazine no somos políticamente correctas, somos militantes antirracistas que trabajamos cada por luchar contra los prejuicios racistas y xenófobos, y que creemos que el feminismo debe ir ligado al resto de luchas contra las desigualdades,como el antirracismo o la defensa de la diversidad sexual.

      Sabemos lo que ocurre en las calles de San Francisco porque algunas lo vivimos a diario. Pero nos parece un error garrafal atribuirlo al origen de las personas. El proyecto de Alicia Murillo muestra que hay acosadores de todos los colores, edades y pelajes. Centrarnos en el origen de algunos es un error garrafal porque nos lleva a pensar que el problema es ese, como si nuestra sociedad estuviera libre de machismo, como si el acoso y el toqueteo hubieran llegado desde el Estrecho. Así que es un discurso que no queremos que se difunda en esta web. Por desgracia sobran las webs en las que se incita al odio contra las personas del Magreb usando como pretexto el mito de que son responsables de la mayoría de agresiones.

      Una cosa es que una lectora exprese espontáneamente una opinión que no compartimos o una inquietud que nos preocupa. Otra muy diferente es lo que está haciendo Bilbaína Preocupada: usar esta web de forma sistemática para difundir su alegato contra los jóvenes magrebíes, que incluye un montón de prejuicios falsos como que estos jóvenes gozan de privilegios sociales. Le hemos dicho en repetidas ocasiones que no use Pikara para difundir su discurso y ha insistido. Así que sí, estamos censurando sus comentarios.

  16. Bilbaína Preocupada

    Eguerdi on,

    No son solo “las Calles de San Francisco”. Preguntadselo si no a la pobre adolescente apuñalada en este mismo fin de semana Bakio por el mero hecho de ser mujer y negarle un cigarrillo al agradecido joven Magrebí.

    Al parecer el novio intentaba interponerse ante el agresor y ella pero no, lo que importaba, la fijación era apuñalarla a ella.

    ¿Era esto, atques misogenos que destilan tal odio, algo común en Bilbao?

    O, por poner uno de las ya docenas de ejemplo que tenmos todos los meses: ¿Los dos jóvenes Magrebies que asaltaron en Rekalde a una menor y le provocaron 65 cortes con una cuchilla en el pecho, la espalda, el abdomen y los brazos mientras le sometían a tocamientos y otras vejaciones eran victimas los agresores?

    ¿Las desfiguraciones con violación era algo que ocurría antes confrecuencia en Bilbao?

    ¿Y el hombre desfigurado con otro cuter en plena calle Calle Santa Maria por otro joven Magrebí, por el mero hecho de ser el agredido gay y no ocultar su condición, era este tipo de agresiones homofobas algo común en Bilbao, en Bizkaia?

    Aski da !

  17. Bilbaína Preocupada

    Eguerdi on,

    No son solo “las Calles de San Francisco”. Preguntadselo si no a la pobre adolescente apuñalada en este mismo fin de semana Bakio por el mero hecho de ser mujer y negarle un cigarrillo al agradecido joven Magrebí.

    Al parecer el novio intentaba interponerse ante el agresor y ella pero no, lo que importaba, la fijación era apuñalarla a ella.

    ¿Era esto, ataques misogenos que destilan tal odio, algo común en Bilbao?

    O, por poner uno de las ya docenas de ejemplo que tenmos todos los meses: ¿Los dos jóvenes Magrebies que asaltaron en Rekalde a una menor y le provocaron 65 cortes con una cuchilla en el pecho, la espalda, el abdomen y los brazos mientras le sometían a tocamientos y otras vejaciones eran victimas los agresores?

    http://www.elcorreo.com/vizcaya/v/20120404/vizcaya/anos-para-agresores-cuter-20120404.html

    ¿Las desfiguraciones con violación era algo que ocurría antes confrecuencia en Bilbao?

    ¿Y el hombre desfigurado con otro cuter en plena calle Calle Santa Maria por otro joven Magrebí, por el mero hecho de ser el agredido gay y no ocultar su condición, era este tipo de agresiones homofobas algo común en Bilbao, en Bizkaia?

    Aski da !

    1. Smerdiakov

      Habrá que preguntarse también la cultura de los agresores, que en ciertos países ultrareligiosos existen ciertas discriminaciones raciales y sexistas a límites insospechados que en occidente ya no existen, o al menos en ciudadanos occidentales culturizados como tal.

  18. Pingback: Anónimo

  19. Pingback: #TodxsConAliciaMurillo: combatamos el cibermachismo y visualicemos el acoso! « Labor de Noógrafo

  20. Pingback: "El cazador cazado" y ¡Atrévete!, dos iniciativas contra el residuo acosador y agresor | El Noógrafo

  21. Pingback: Jodéos MachisTrolls « Algo pasa en Kamchatka

  22. Pingback: La dictadura del mal piropo | Aurora Muñoz

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies