Poliamor Afinando el órgano, Cuerpos, Secciones

Este mes, en Afinando el órgano, Mónica Quesada Juan aporta claves para vivir relaciones poliamorosas

Poliamor

Ilustración de Sonia R. Arjonilla

A raíz del anterior artículo, en el que hablábamos de las parejas abiertas en las que los encuentros sexuales estaban permitidos fuera de la pareja, surgió el debate de qué pasa si no sólo son encuentros sexuales, sino que se aboga por relaciones paralelas que impliquen también un proyecto en común, dando así paso al poliamor.

Una de las ventajas del poliamor es que ambos sexos participan por igual y con los mismos derechos, y esa es una condición indispensable

Pero… ¿qué es eso del poliamor? No es ni más ni menos que vivir relaciones sentimentales con numerosas parejas, incluyendo o no las relaciones sexuales, y en la que todas las partes implicadas son conscientes de la situación.

Como ya comentábamos, parecen inviables este tipo de uniones puesto que la monogamia va unida culturalmente al concepto de pareja. Pero, como vimos, la exclusividad sexual es un comportamiento aprendido, no natural. El ser humano tiene la capacidad de amar a muchas personas a la vez y, no por ello, amar menos. La cantidad y la calidad, en el caso del amor, no son inversamente proporcionales: es más, cuanto más se ama, mayor calidad, puesto que la libertad de hacerlo expande el sentimiento. Como dijo Antoine de Saint-Exupery: “El amor es lo único que crece cuando se reparte”.

Otra de las ventajas del poliamor es la eliminación de las desigualdades de género: ambos sexos participan por igual y con los mismos derechos. No pasa así en las sociedades donde está establecida la poliginia (un hombre casado con varias mujeres) o la poliandria (una mujer casada con varios hombres), donde no existen los mismos derechos y se establece una relación de persona dominante/dominada entre sexos. Es más, ambos sistemas no aparecen juntos en una misma sociedad, puesto que son excluyentes. En el poliamor, la igualdad de derechos entre sexos es una condición indispensable.

Dentro del poliamor podemos encontrar también diversos tipos de unión. Desde aquella en la que se establece una jerarquía en la que existe una pareja principal y otras parejas secundarias, terciarias, etc. hasta parejas igualitarias donde todas las personas integrantes tienen la misma importancia.

Es imprescindible respetar a la otra persona como ser individual que tiene sus deseos y fantasías. Cada quien es responsable de sus emociones y sentimientos, sin culpar a la otra parte de generarlos

¿Y cómo hacer todo esto sin perder la cabeza? Para poder disfrutar del poliamor existen unos pilares básicos: el respeto, la no posesividad y la comunicación.

Cuando hablamos de respeto no hablamos sólo del respeto hacia la otra persona, sino también del respeto a ti. En las parejas donde se acotan las libertades de la otra persona, el respeto pierde importancia. En el poliamor, el respeto a la otra persona como ser individual que tiene sus deseos y fantasías forma parte imprescindible de la relación. Esto implica que cada quien se hace responsable de sus emociones y sentimientos, sin culpar a la otra parte de ser generadora de los mismos. Así pues, se propicia el crecimiento y desarrollo personal como llave para la felicidad.

Por supuesto, unido a lo anterior, encontramos una comunicación fluida. En las relaciones poliamorosas se negocia todo abiertamente, no ocultando información pensando si a la otra persona le puede molestar, puesto que se parte de la base de que cada cual es responsable de sí. Estas relaciones se construyen desde sus cimientos, dando la libertad a los participantes de crear realmente la relación ideal para cada cual.

Es posible que surjan los celos, pero mientras que en las relaciones tradicionales esto pueda verse como una crisis, en el poliamor es una oportunidad para el crecimiento personal, porque se ahonda en sus motivos

Y, cómo no, una característica imprescindible es la no posesividad. Tener claro que la otra persona no me pertenece. No pasa a ser una pertenencia tuya por mantener una relación contigo, sino que es una persona libre que ha elegido caminar contigo en esta parte del camino. Es posible que, en ocasiones, si consideramos (y hemos aprendido) que la otra persona es mía, surjan los celos. Mientras en las relaciones tradicionales esto pueda verse como una crisis, en el poliamor es una oportunidad de crecimiento personal, puesto que los celos hablan más de la persona que los tiene. Así, en el caso de hacer acto de presencia, se ahonda en los motivos de su aparición: miedo al abandono, a que la otra persona sea mejor, a que me estén quitando algo que considero mío, etc. Una vez trabajados, y viéndolos como una oportunidad, la autoestima es muy probable que salga reforzada, facilitando así una vivencia más auténtica y con menos limitaciones de una misma y de uno mismo.

Así pues, para poder vivir una relación poliamorosa, tan sólo hay que darse la libertad de hacerlo sabiendo que en el camino acabarás siendo más libre por el crecimiento personal que supone. Es darse la libertad de salir de nuestra zona de comodidad…

Si quieres más información sobre el poliamor, puedes encontrarla en ‘Las virtudes del Poliamor. La magia de los amores múltiples’, de Yves-Alexandre Thalmann, en la página Poliamoría o en el tag de poliamor del blog La Mosca Cojonera

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Print this page
Poliamor
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

¿Quieres debatir en un espacio tranquilo, seguro y libre de (machi)trols? Vente al foro de debate de Pikara Magazine

Estudié Pedagogía para contribuir a un cambio hacia la vivencia del placer sin culpabilidad. Me especialicé en Sexualidad, base de la formación y castración de nuestra personalidad. Parto de analizar la construcción actual del género como limitante de nuestra expansión.

    Comentarios recientes

    1. JoséAntonio

      Y además de lo dicho en el artículo, se requiere un buen manejo de la agenda. No en plan cuadrante de tareas con repartos estrictos del tiempo y estadillos detallados, sino de forma flexible, porque hablamos de amor, y eso se sujeta mal a las normas estrictas. Y si vives en pareja (si tienes una relación principal, para entendernos) tener un calendario grande donde consultar las cosas ayuda y te permita organizarte con un poco de racionalidad.

    2. entreLíneas

      Hay algo de lo que no se suele hablar en los artículos que tratan la no-monogamia.

      No parece ser que guste a nadie la posibilidad de tener una relación con alguien y que ninguna de las dos partes sepa si la otra tiene otras parejas o no.

      No hablo de poner los cuernos, hablo de una pareja abierta que elija no saber de las aventuras de la otra parte. Creo que no es necesario saber todo de la vida de la otra persona, precisamente porque no somos de nadie es viable la posibilidad de tener nuestros secretos y de mantener nuestra vida privada, pues eso… privada.

      Las cosas se complican si hablamos de parejas que viven juntas, pero no todas lo hacen. Y si no vives con otra persona tienes una facilidad mucho mayor de organizar tu agenda, a lo que hacía referencia JoséAntonio.

    3. Espiritual

      El amor es precioso! claro que si! pero creo que todo lo que está aquí escrito no tiene nada que ver con el amor, al revés, lo veo todo muy racional. Para empezar, creo que la palabra “poliamor” me rechina, me parece algo ajeno al amor, artificial, puesto que la pabra representa muchos tipos del “amor tradicional” caes en el mismo error y queráis o no, lleváis el peso de la tradicón encima vuestra, porque si no, diríais AMOR a secas o varios amores, con esos sería suficiente para entenderos. Saliendo de la dialectica y entrando el apartado “AMOR” de lleno, me parece genial lo que decís que cada persona pueda tener relaciones con otras y demás… Para mi eso es amistad, para mi, eso es amor ya!! Porque tiene que haber sexo? en el momento que entra la parte del sexo, queráis o no, es algo no cultural, si no, algo animal, posiblemente lo que más y espiritualmente hablando, lo que está más enganchado a “tierra” y eso conlleva junto con la química del amor a genrarse unos vínculos que aunque nos fastidien a todos genreneran recciones posesivas, por eso, los grnades LAMAS o sabios orientales cuando quieren solo AMAR intentar acabar con esos instintos… Por eso, creo, que poligamia es incompatible con poliamor y viceversa y poliamor es amor a secas, incluso a gente que te atrae muchiisimo mas que una amistad, pero en cambio no necesitas tener sexo con esa persona… no es necesario, para mi todo eso es amor, luego está el sexo que cuando se junta con amor, se generán viinculos que son totalmente emocionales, los cuales si intentas anularlos, que se puede, vives en el razoncinio constante y ya olvidas sentir y amar y todo y se convierte en algo muy racional como es todo esto. Por eso digo que está genial la poligamia siempre y cuando no haya sentimientos y está genial el Amor libre, siempre y cuando no metamos la parte sexual. Lo cual creo que el Poliamor es algo artificial y que solo puede ser desde un plano muy racional.

      1. xiomara

        Has dado en el clavo, poliamor no implica poli compañeros sexuales, e incluso puedes asumirte poliamorosx y ser solterx (me explico?) es mas una forma de vida una descición que impacta en la forma en la que estableces todas tus relaciones pero que ha sido permeado también por una posición politica ante la sociedad.

      2. xiomara

        perdona, pero me he recordado que para no parar por neologismos, existen aquellos que nombran a esta practica libertaria, como contraamor, partiendo de esta cuestión del amor romántico y el afán por desvincularse del mismo.

    4. Bea

      Espiritual, está bien que votes por quitar la palabra “poliamor” pero teniendo en cuenta que es algo que se empieza a debatir (debe de llevar años, pero todavía no es algo normalizado) se necesita una palabra para definirlo. Poli significa varios, con lo cual como dices, son varios amores.
      Por lo del poliamor, simplemente comentar que es un debate muy interesante y que hay que fomentarlo. Por que este tipo de relaciones están marginadas en sus circulos y la sociedad o no sabe o no quiere saber. Lo bonito sería leer un artículo sobre personas que lo realicen. Para que nos digan no sólo como se organizan, cómo se sienten o como superan sus limitaciones o frutraciones, si no también para que sean más visibles.
      Un saludo

    5. Paloma Corredor

      Buenos días,
      me llamo Paloma Corredor y soy escritora y periodista. He encontrado vuestra página buscando información sobre poliamor en Google, ya que me gustaría dar a conocer la novela que publiqué hace 6 meses en la que se trata este tema. Si me lo permitís, os dejo el enlace y estaría encantada si lo encontráis de interés y queréis difundirlo en vuestra página o en otras afines.
      Gracias por vuestro tiempo y un saludo,
      Paloma Corredor
      El enlace es:
      http://editorialcirculorojo.com/publicaciones/c%C3%ADrculo-rojo-novela/la-gesti%C3%B3n-del-yo/

    6. Marta

      Sigue esta sección?

      No tiene nada que ver con el poliamor, es más bien una duda…

      ¿Qué es eso de la fusión sexual?…umh…

      Es que andaba leyendo una crítica feminista al amor romántico que ponía de vuelta y media la fusión romàntica. Y entre esas afirmaba que no existe más fusión que la sexual pero que ésta finaliza con el orgasmo…

      Será algo heterosexual, he pensado, porque yo la tal fusión sexual no la vivo ni la experimento. ¿O será que es a mi a quien se le escapa algo en elsexo? ¿Quizás que no me doy cuenta de que al meter la lengua en la oreja de una chica nos hemos fusionado? ¿O…?

      ¿En esta sección se pueden hacer preguntas? ¿En qué consiste esa tal fusión? ¿Por qué se acaba con el orgasmo? ¿Cuándo empieza?

    7. homecoming dress us

      thanx for such a brilliant website. Where else could anyone get that kind of info written in such a perfect way? I have a presentation that I am presently working on, and I have been on the watch out for such information.

    8. Iker

      “yo con uno y no consigo dominarle”

      Esto demuestra mi teoría de que el feminismo es hembrismo. Queréis dominar y esclavizar al otro sexo.

      Pero millones de años de evolución nos han hecho mas fuertes. Mal lo teneis…

    9. Alguien que no lo pasó muy bien con esto.

      Conmigo no fueron claros, fue bastante desagradable, sentí que me estaban utilizando, la persona poliamorosa me colocó en una social de amante de la que no podía salir, pero me absorbía todo sentimentalmente. Al mismo tiempo hice sufrir a una tercera persona a la que le conté todo y la metí en la historia, y que sintió lo mismo que me sentí yo. Ha pasado más dos años y todavía no me recupero. ¿Qué se hace en este caso?

    Los comentarios están cerrados

    Uso de cookies

    Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies