Masajes eróticos Afinando el órgano, Cuerpos, Secciones

Este mes, Mónica Quesada Juan nos habla de todo tipo de masajes eróticos: automasaje, entre personas desconocidas, o contratando a una persona desconocida. En todos los casos, se trata de poner el foco en una misma, disfrutar de todas las sensaciones y dejar de pensar en el orgasmo como objetivo. Artículo ilustrado por Sonia R. Arjonilla

Sonia R. Arjonilla

Si quieres hacer una pregunta a nuestra sexóloga, escríbenos: revistapikara(a)gmail.com

“Una amiga me recomendó un sitio donde daban masajes eróticos, pero no puedo evitar tener ciertas dudas….¿Podrías contarme un poco de qué van? Raquel”

¡Hola Raquel! Existen muchos tipos de masajes eróticos. Básicamente, la diferencia es que en este tipo de masajes no se busca descontracturar la musculatura ni aliviar dolores, sino resaltar y centrarnos en nuestra parte sensitiva. Muchos de ellos incluyen la zona genital como una parte más del cuerpo.

El orgasmo no es el objetivo del automasaje. El objetivo es explorar cada centímetro de piel, tus sensaciones, atrévete a probar ritmos que hasta ahora no habías experimentado

Al hablar de masajes eróticos mucha gente se echa las manos a la cabeza… “¿Cómo? ¿Un masaje donde te toca los genitales una persona desconocida?”. En realidad, el masaje erótico puedes recibirlo de una persona desconocida, de una conocida o de ti misma. Es una manera de tomar contacto con tu cuerpo como un todo sensitivo. La clave está en que la finalidad no es tener un orgasmo, sino disfrutar de tu cuerpo durante todo el proceso. Hemos aprendido que el placer sólo se centra en la zona genital y que recrearse en el resto del cuerpo es un mero calentamiento. Con esa mentalidad, ¡lo que nos perdemos!

Para realizar un automasaje erótico tan sólo hay que buscar un espacio cómodo. Acondiciónalo a tu gusto. Puedes recrearte con una buena música, preferentemente sin letra para no despistarte. Y una vez que estés cómoda o cómodo, comienza a acariciarte todo el cuerpo. Y recuerda: el orgasmo no es el objetivo. El objetivo es explorar cada centímetro de piel, tus sensaciones, atrévete a probar ritmos que hasta ahora no habías experimentado. Sé consciente de tu respiración. Y sobre todo, disfrútate. Importante no tener límite de tiempo. Y, en el caso de tenerlo, intenta que sea mínimo una hora para no andar con prisa.

Si lo haces con una persona conocida, concéntrate en lo que a ti te hace disfrutar, no en lo que creas que le va a gustar más a la otra persona.Tanto al recibirlo como al darlo

Si decides practicarlo con una persona conocida es importante que os centréis en las propias sensaciones, sin expectativas de ningún tipo sobre la otra persona. Concéntrate en lo que a ti te hace disfrutar, no en lo que creas que le va a gustar más a la otra persona. Tanto al recibirlo como al darlo. En este último punto, el darlo, suele costar dirigir nuestro foco a cómo me gusta a mí tocar a la otra persona. El hecho de que cueste no significa que sea imposible. Rétate a probarlo. Disfruta tocando el cuerpo de otra persona. Utiliza todo tu cuerpo para ello, no sólo las manos. Y recuerda que sólo tú marcas tus límites.

En el caso de que te apetezca con una persona desconocida, hazlo con alguien que te inspire confianza y puedas relajarte. Hay gente que dice que no quiere recibir este tipo de masajes de una persona desconocida porque se van a aprovechar. La primera vez que lo oí creí que no lo había entendido bien. Es decir, que porque se incluya el cuerpo entero ¿la otra persona se va a aprovechar? ¿Y lo que disfrutas tú no cuenta? Aquí volvemos a la idea que comentábamos en el anterior artículo sobre dónde situar nuestro foco de atención. Si lo centro en el exterior, nunca podré ser consciente de lo que me gusta/disgusta, de si estoy disfrutando o no, etc. De hecho, cuando vas a recibir un masaje de cualquier otro tipo, ¿piensas lo mismo? Ahora bien, si vas con esta idea es preferible que no vayas hasta que sientas que tú vas a beneficiarte también.

“Me abandoné a las sensaciones y descubrí reacciones de mi cuerpo de las que hasta ese momento no había sido consciente. Y lo que más me gustó fue la sensación de recibir sin más, de no pensar qué hacer para hacerlo bien”

Los masajes eróticos son el vehículo perfecto para romper con el esquema de relaciones sexuales que solemos tener instalado en nuestra cabeza. Este tipo de masajes también pueden considerarse relaciones sexuales, sólo que no incluyen lo que hace siglos se consideraba imprescindible para considerarla como tales. Lo que se propicia con ellas es favorecer al abandono del control y centrarse en recibir. Es decir, centra tu foco en ti. Para que lo veas más claro, te traigo el relato de una amiga que recibió un masaje tántrico de un desconocido:

“Llevaba un tiempo con curiosidad sobre los masajes eróticos, hasta que una amiga me comentó de un centro donde realizaban masaje tántrico. Cuando llegué allí, me encantó el ambiente. Un suave olor a incienso, luz tenue, una música de fondo… ¡La decoración me encantaba!. Llegaba bastante nerviosa porque no tenía ni idea de lo que iba a sentir ni de lo que iba a encontrar. Me recibió el masajista con el que iba a estar y me condujo a una habitación donde había una camilla y una cama. Me preguntó donde me apetecía más y, por supuesto, elegí la cama… ¡Era gigante!. Me dijo que me desnudase y me tumbase boca abajo. En ese momento empecé a ponerme aún más de los nervios, a lo que él me tranquilizó comentándome que es lo que solía pasar y que no tuviese ningún problema en cortar si no me sentía cómoda. Esto último me tranquilizó bastante.

Cuando me tumbé, él comenzó a masajearme. Mientras lo hacía, mi mente estaba en todas partes menos en mí. “¿Lo estaré haciendo bien?¿Le gustaré?. Seguro que está pensando que soy una tonta” así me tiré hasta que llegó un momento en que me dije: “¡Para! ¡Ahora es tu momento!”. Así pues, me centré en mi respiración y en disfrutar. Cuando llegó a la zona genital, ¡me sorprendió que no me sorprendiese! Pensaba que lo iba a pasar mal, pero lo vi todo muy natural. Además, una sensación orgásmica me acompañó durante todo el proceso. Era una sensación totalmente nueva. Recordé que mi amiga me había contado que ella notaba cómo se le habían dormido las extremidades…Yo no llegué a ese extremo, pero me sentí como en una nube continua. Lo que saqué en claro de este masaje fueron varias cosas:

1. Había conseguido abandonarme a las sensaciones, cosa que en mi vida habitual me cuesta bastante.
2. Descubrí reacciones de mi cuerpo de las que hasta ese momento no había sido consciente. Y todo porque siempre andaba empeñada en controlar que no se me fuera de las manos.
3. Y lo que más me gustó fue la sensación de recibir sin más, de no pensar qué hacer para hacerlo bien, que hasta este momento no había sido consciente de que lo tenía tan presente. Ese día me di cuenta de que estaba bien lo que yo consideraba que estaba bien. Sin más.

Acabó el masaje pero no las sensaciones, ¡me tiré 3-4 días con una sensación de relajación muy gustosa! Desde entonces, cada dos  meses me regalo uno de estos masajes y he comenzado a darme automasajes que me sientan de maravilla.”

Más ilustraciones de Sonia R. Arjonilla en su blog Anécdotas o Varios

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Print this page
Masajes eróticos
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

¿Quieres debatir en un espacio tranquilo, seguro y libre de (machi)trols? Vente al foro de debate de Pikara Magazine

Estudié Pedagogía para contribuir a un cambio hacia la vivencia del placer sin culpabilidad. Me especialicé en Sexualidad, base de la formación y castración de nuestra personalidad. Parto de analizar la construcción actual del género como limitante de nuestra expansión.

    Comentarios recientes

    1. Pingback: La Mennulara » Blog Archive » Sobre Masajes Eróticos

    2. José Antonio Peñas

      Yo lo practico a menudo, sobre todo con mi pareja, y es tan gratificante para el que lo recibe como para el que lo da. Unes el goce del tacto (que, de alguna manera, esta forma de vivir nos niega casi a diario) con la …alegría, sí, se puede llamar así.. de ofrecer algo agradable, de dar placer porque sí, sin compromiso ni deudas, y a la especial sensación de que esa otra persona te está dando su confianza.

    3. Rubén

      Yo tambien lo practico a menudo, en ambas modalidades primero lo probé con mi pareja y es muy relajante,ardiente, estimulante. Esa sensación de dejarte llevar, de disfrutarte y ver como disfruta tu pareja, como se deslizan las manos.
      En la otra modalidad de masaje con una persona desconocida, tambien es altamente recomendable ya que si te dejas disfrutar se crea una confianza con la otra persona, una sensación de placer que te recorre todo el cuerpo.

    4. Sara

      ¿Dónde se pueden encontrar centros que ofrezcan este tipo de masajes para mujeres? ¿alguna recomendación? Me repatea que para los hombres sea tan fácil acceder a estos servicios y que esté tan encubierto para las mujeres…¡siempre igual!

      1. Ana

        Hola Sara,
        Te recomiendo http://www.masajestantramujeres.com El gabinete es alucinante, una decoración exquisita, el trato y el servicio inmejorables. Hace algunos meses estuve y el masaje fué espectacular. Me atendió un masajista, Juan, estupendo. Te lo recomiendo porque es gente seria, que te da lo que te ofrece y mucho mas, respetuosa. Y si, me costó mucho encontrarlo, hay de todo para los chicos pero las opciones para nosotras son minimas.
        Espero que te sirva mi consejo.

      2. Joana Masajes

        Hola Sara,

        para perder el miedo y comenzar con algo muy, muy ligero, podrías probar uno de los masajes eróticos de Masajes Majestic Madrid, que está en la zona centro y es bastante conocido.

        Son todos/as masajistas españoles, con mucha experiencia y especializados en masaje a parejas y chicas, así como en despedidas de soltero y fotografía erótica, por si quieres ir con tu chico y tener un buen recuerdo.

        Saludos!

        1. aaron

          k te quereis que los españoles son los anjeles de los masaje, estas muy confundida ,estan claseficados …..bajo nada. en dar masajes y en reciberlo tambien …pregunta por los chinos y aprende….

    5. Victor

      Hola yo quisiera saber donde encuentro un lugar cerca de waltham para un masaje más q nada quisiera q me lo diera un hombre Espero respuesta gracias

    6. Rodolfo

      Sin dudas, este masaje está centrado en la persona que lo recibe, y si hay confianza y logra relajarse, y dejarse llevar por sus propias emociones, se transforma en una experiencia inolvidable. Yo muchas veces lo combino con un drenaje linfático inguinal, el Karsai Nei Tsang, para desbloquear energéticamente, cosa que hace vivir a la gente un estado tan grande de relajación que dolores de espalda, cintura y cuello desaparecen. Más info en http://www.facebook.com/rkummerfeldt

    7. Carolline Deville

      Un masaje erotico es poder descubrir que es lo que le causa placer a tu pareja,
      Mediante un masaje erótico se encenderá la pasión.
      Es verdad que los masajes nos ayudan a relajarnos ya que tienen muchos beneficios, los masajes eróticos de igual manera también nos ayudan a descubrir el placer y la armonía que esto conduce.Puedes visitarme en esta pagina:

      http://masajeseroticos7.wordpress.com/

      Un fuerte abrazo

      Carolline Deville
      Sexologa

    8. Carlos

      Sobre todo os pido que cuando reservéis un masaje erótico, os aseguréis que no se trata de prostitución. En los centros de masajes eróticos nunca se os propondrá la posibilidad de tener sexo.

      Una vez aclarado esto deciros también que en contra de lo que el público cree, en los centros de masajes eróticos acuden muchas parejas para recibir dichos masajes, en ellos se aprende a acariciar, tecnicas de masajes, y porque no decirlo se aumenta el lívido, las ganas por la pareja, y la posibilidad de ser acariciados y acariciar a otras personas.

      Recomendable el centro http://www.hotmassagesbarcelona.com o si estais en Madrid

      http://www.hotmassagesmadrid.com

      En este mundo, no podemos de dejar de experimentar nuevas sensaciones.

    9. Cristian

      La semana pasada salía de la oficina super estresado porque estuve todo el día de reuniones y un cliente me recomendo un sitio que hacían masajes para relajarte. Al final me convenció, y acudí al sitio, está en el centro de Barcelona en la calle Aribau y se llama ceylanmasajes Fue genial, una pasada, Alba, las chica que me hizo el masaje era super guapa y muy cariñosa. Volveré a repetir!!

    10. Juan

      Los masajes eroticos pueden llegar a ser my placenteros siempre que se apliquen correctamente, un sitio que me gusta mucho es Sagues 51 sobre todo por las cabinas de hidromasaje que tienen.

    11. Francisco

      Os recomeindo esta web, es de un conocido centro en Barcelona, a mi me gusta bastante: Santai Masajes ya me contareis que tal la experiencia.

    12. eletantra

      Me encanta tu post, esta frase resume todo “Me abandoné a las sensaciones y descubrí reacciones de mi cuerpo de las que hasta ese momento no había sido consciente. Y lo que más me gustó fue la sensación de recibir sin más, de no pensar qué hacer para hacerlo bien” Te felicito por transmitir tus sensaciones de esta manera. Te dejo mi web por si te interesa eletantra.com, gracias!

    Los comentarios están cerrados

    Uso de cookies

    Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies