¿De qué os extrañáis? Voces

Dominique Strauss Kahn, director del F.M.I y candidato del partido socialista francés, está encarcelado, acusado agresión sexual e intento de violación. Y todo el mundo está sorprendidísimo.Pero poderosos aprovechándose de su poder para acosar y/o agredir a mujeres es algo que se repite y se repite, y además con impunidad.

Axun Urbieta en el acto central de campaña de Plazandreok

Axun Urbieta es candidata del partido feminista Plazandreok a las Juntas Generales de Gipuzkoa

Dominique Strauss Kahn, director del F.M.I y candidato del partido socialista francés, está encarcelado, acusado agresión sexual e intento de violación. Y todo el mundo está sorprendidísimo. ¿Cómo es que a un señor con tanto dinero, con tanto poder, le han podido pillar en eso? O:  “Imposible, un señor de estos no hace esas cosas”. O: “tiene mucho poder, luego muchos enemigos, le han puesto una trampa”. Pobre hombre.

Nosotras, Plazandreok, también estamos por la presunción de inocencia. Faltaría más. Pero poderosos aprovechándose de su poder para acosar y/o agredir a mujeres es algo que se repite y se repite, y además con impunidad, desde que nos acordamos. Hagamos un repasito a hechos de lo más recientes:

Daniel Ortega (hoy presidente de Nicaragua y jefe del Frente Sandinista), fue acusado por su hijastra Zoilamerica Narvaez de agresiones sexuales y violación, que empezaron cuando ella tenía ella 13 años. Él es la primera figura, el símbolo de la revolución sandinista. Pero el comandante no solo se fue de rositas. En las siguientes elecciones fue el más votado y hoy es presidente de su país.

La imagen de Boris Yelsin, pellizcando a una secretaria en no se qué reunión importantísima, dio la vuelta al mundo. Bueno, este era porque bebía, y era así de simpático.

Recordemos la larguísima carrera de obstáculos y humillaciones públicas por las que tuvo que pasar Nevenka Fernández en su juicio por acoso a Ismael Alvarez, Alcalde de Ponferrada, del PP.

Moshe Katsav, ex primer ministro israelí, tuvo que dimitir, acusado, juzgado y sentenciado por violación. ¿O eran varias violaciones?

Las denuncias de Mujeres de Negro de la ex Yugoslavia, consiguieron que las violaciones en masa de mujeres por parte de soldados, de cualquiera de los ejércitos, fueran reconocidas por la ONU como crímenes de guerra. Denunciaron por primera vez en la historia que esas prácticas eran y son habituales, estrategias de vencedores contra vencidos en todas las guerras.

Ahora estas denuncias llegan y no paran de llegar de las mujeres de Haití. A su extrema situación después de la catástrofe hay que sumarle ahora las violaciones, las agresiones por parte de los hombres que pululan por lo que se supone que es su único refugio.

Y tampoco podemos olvidar la cantidad de pederastas de la iglesia católica que han sido denunciados en los últimos tiempos. Con la complicidad del Vaticano, cuyo único esfuerzo ha sido el de tratar que no se hicieran públicos. No le importaban las niñas y los niños que padecieron esa situación. Le importaba el escándalo, provocado por los abusos de esos hombres de dios, hombres al fín y al cabo.

¿De qué os extrañais pues? Los malos tratos, agresiones y asesinatos de mujeres por parte de hombres, conocidos o desconocidos, están a la orden del día. Estamos hartas, más que hartas de oir que era un buen hombre, que se llevaban bien. O que era un enfermo, o que estaba borracho, como el que violó y asesinó a Nagore Laffagge. ¿Acaso creeis que lo van a llevar escrito en la frente? Qué más quisiéramos.

Nosotras, las feministas, siempre, pero siempre, hemos dicho que no están ni enfermos, ni locos, ni borrachos, ni serenos. Que son hombres normales y corrientes. Pobres o ricos, guapos o feos, poderosos o no. La única condición que se requiere es ser un hombre, un hombre y un machista que cree que las mujeres estamos ahí para eso. Para lo que guste mandar, para servirle a usted. Tanto si queremos como si no. A las buenas o a las malas.

Ahora, visto lo visto, con este señor tan poderoso, tan presidente del FMI y tan candidato necesario del Partido Socialista francés, Plazandreok queremos creer que se acabó la impunidad. Que el acoso, las agresiones a las mujeres ni se tapan, ni se perdonan. Que si los machistas no se cortan por respeto, lo hagan por miedo a las consecuencias. Queremos creer que gracias al movimiento feminista, esto algún día se va a acabar. Y que el mundo puede ser un lugar mejor también para las mujeres. Que se acabe el silencio, que se acabe la impunidad. Que se acabe la violencia de los hombres hacia las mujeres.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Print this page
¿De qué os extrañáis?
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

¿Quieres debatir en un espacio tranquilo, seguro y libre de (machi)trols? Vente al foro de debate de Pikara Magazine

Revista que ofrece periodismo y opinión con un enfoque crítico, feminista, transgresor y disfrutón.

Comentarios recientes

  1. Elena

    Completando la lista con… Julian Assange. No entiendo por qué se sorprendió todo el mundo cuando él fue acusado de agresión sexual, planteándolo todo como una gran conspiración.

  2. Itziritzi

    Eskerrik asko, Axun! Se puede decir más alto, pero no más claro…GORA PLAZANDREOK!

  3. Ander

    Sí, muy curioso ese argumento de que un señor tan poderoso no necesita acosar a una camarera para saciar sus apetitos sexuales. Presunción de inocencia para él, por supuesto. Vale. ¿Y las sospechas que lanzan sobre la víctima? Para algunos, parece mucho más comprensible que una chica de 32 años vaya por las habitaciones tirándose a sesentones de mal ver.

    Ah: Ismael Álvarez, el exalcalde de Ponferrada y acosador sexual, creó un partido nuevo para presentarse, acaba de sacar cinco concejales y es clave para formar el Gobierno de la ciudad.

  4. Capitán Memo

    No solo esa repugnancia machista tiene su premio en las Elecciones: en estos días están ocupando su cargo, aupados por mayorías absolutas, corruptos que nos han robado a todos (también a sus fervorosos votantes). De esta miseria, salimos todos juntos o no salimos.

    En cuanto a DSK, esperaría un poco. Es perfectamente posible que lo hiciera, pero detrás hay una historia triste: había impuesto sobre Grecia un ajuste “blando” que iba a llevar en cuestión de días. Los halcones que quieren hacer negocios más rápidos y suculentos, querían algo más duro. Hay razones para pensar en un “montaje”, como también las hay para pensar que se produjo la violación.

    En cualquier caso, prefiero la rapidez de la justicia de allí, en lugar de lo que sucede en Europa; sobre todo en Italia.

  5. Jaime

    “La única condición que se requiere es ser un hombre, un hombre y un machista que cree que las mujeres estamos ahí para eso”
    Estoy de acuerdo con todo el artículo excepto con esto: me parece evidente que una persona capaz de abusar de otra en cualquier forma, sin sentir escrúpulos ni remordimientos, es una suerte de psicópata carente de empatía, un enfermo… Sostener lo contrario me parece totalmente equivocado: tanto mujeres como hombres somos personas, con las mismas capacidades, bondades y maldades en potencia, aunque es cierto que todavía queda mucho trabajo por hacer para transformar la sociedad machista en la que vivimos desde hace milenios.
    ¡Muchos ánimos, entre tod@s lo conseguiremos!

  6. Pingback: El caso Assange desde el feminismo | Red Observatorio Crítico

  7. Pingback: assange « Another World is Possible

  8. DeVera

    Estuve investigando y tanto en el caso de Assange como en el de Strauss-Kahn hay motivos de sobra para que sea ahora que se sabe. Estos tipos llevan toda la vida haciendo el cerdo. Son culpables. Pero se tapa hasta que quieren pillarles en algo. No es nuevo, lo llevamos viendo desde los años 60 (Happy birthday, mister president) y es ahora que da sus frutos. Si el tipo no hubiera sido un bizarro – que lo es – le hubieran pillado en otra. Si su actitud hacia las mujeres hubiera sido impecable, no le hubieran podido echar encima nada (a no ser que nos pongamos conspiranoicxs), pero quizá le hubieran metido cocaína en el bolsillo o algo así. No hay una sola fuerza que nos tire hacia abajo, lo sabemos bien: somos susceptibles a muchas corrientes que nos llevan en direcciones inefables.

    1. Smerdiakov

      Infórmate bien sobre el caso Assange, él no está condenado ni acusado, simplemente está llamado a declarar por una supuesta violación de hace años en la que no hay ningún tipo de pruebas y evidencias, pero necesitan su testimonio para proseguir con el caso. Assange tiene miedo de que EEUU solicite su estradición y allí le juzguen o directamente le condenen a pena de muerte por revelar informes y documentos secretos.
      Tú, como todas las feministas radicales te dejas llevar por los prejuicios y le acusas directamente sin ningún tipo de objetividad ni razonamiento, menos mal que no eres jueza, y que las juezas no son como tú, porque si no harían un flaco favor a la imagen de las mujeres en el mundo intelectual y de cargos importantes.

      1. yeah

        solo decir que los mujeriegos, los promiscuos y a los que les gusta conquistar muchas mujeres NO SON VIOLADORES, NI ACOSADORES ni nada de eso. Parece que se quiere confundir un tipo de sexualidad masculina (promiscua, inmoral para los cánones noramtivos) con la violación y acoso.

  9. Pingback: El caso Assange desde el feminismo, por Beatriz Gimeno | Comunidad LRMComunidad LRM

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR