“Aquí no entran negros ni moros” Planeta

Personas de distintos orígenes recorren los mismos bares de copas en Bilbao. Ocho de los nueve visitados discriminan bajo criterios racistas. Se trata de una acción antirracista europea que ha puesto a prueba a locales de 14 países

 

Divino Cielo

María R. Aranguren

El bloguero Jose A. Pérez relata su experiencia como testigo, junto con María R. Aranguren, de la acción antirracista

Es viernes, son las diez de la noche y nos han servido unos bocadillos en un local situado en la estación de tren de Abando, en el corazón de Bilbao. Quedan siete horas de vida nocturna en los bares y cuando termine la fiesta se habrán escuchado frases como estas: “Venid luego y entráis”, “esta es una fiesta privada”, “pídele explicaciones al jefe”, “hago lo que me mandan”, “ni negros ni árabes”, “quítate esa gorra”, “tienes que pagar”, “si quieres entrar llamas a la policía y entras”, “marroquís y argelinos no”.

Mientras los alemanes Matthias Rüdinger y Manuel Birke acceden sin ningún tipo de invitación ni pase, los marroquíes Salah Farroukh y Zohair Rife se enfrentan a la negativa del personal de seguridad

Abdeighani Graa, un joven marroquí que emigró en 2006 a la capital vizcaína, está acostumbrado a escuchar estas frases. Aunque habitualmente prefiere quedarse en casa, no entiende por qué cuando sale de marcha el personal de seguridad de bares y discotecas le niega la posibilidad de acceso mientras todos los demás pasan. “Vas para olvidarte de los problemas y ellos te ponen otros”, afirma. Hoy ha dedicado un tiempo a arreglarse, como siempre, y se ha puesto chaqueta y zapatos, aunque sabe de antemano lo que ocurrirá cuando se acerque a las zonas de copas. También sabe lo que le ocurriría en muchos otros bares y discotecas si estuviera en Barcelona, Madrid o Valencia. Ha visitado varias ciudades de España y siempre le ha pasado lo mismo. “Turistas sí. Moros no”.

Hoy el grupo que come un bocadillo en la estación de Abando está conformado por  personas de orígenes diversos. A Abdeighani lo acompaña su amigo Adil. Mobarak Kabouri, Zohair Rife y Salah Farroukh, también son marroquíes. Oumar Kane y Ababacar Sambe, inmigrantes senegaleses, Adrián Castillo Álvarez, peruano, y Álex Castro, de Colombia, completan el grupo de personas susceptibles de ser discriminadas. Los vascos Joseba Pando e Iván Molina Allende, junto con Matthias Rüdinger y Manuel Birke, dos turistas alemanes, son los encargados de entrar a los bares que hayan discriminado a alguno de los anteriores, para demostrar así que el criterio de admisión es racista. Todo hombres, dado que son ellos a los que más afecta este tipo de discriminación.

No es una noche cualquiera. Esta vez hay  grabadoras en los bolsillos y una estrategia: acudir a los bares de copas de una manera planificada para comprobar a quién y cómo se le impide el acceso. Se trata de una acción organizada por SOS Racismo y que se realizó de forma simultánea, las noches del viernes 4 y sábado 5 de marzo, en otros 14 países europeos, a iniciativa de la red europea contra el racismo European Grassroots Antirracist Movement (EGAM).

En Bilbao, las denuncias interpuestas por discriminación en bares y discotecas se concentran en torno a Alameda de Mazarredo y Galerías Urquijo, dos de las zonas con más ambiente nocturno de la ciudad, y es ahí a donde se dirige el grupo, que se ha dividido en parejas y que pisa ya las galerías donde varias chicas jóvenes ofrecen chupitos gratuitos a los transeúntes. El aforo no está completo en ningún local, pero esta será una de las excusas que esgrima el personal de seguridad cuando Salah Farroukh, Omar Kane y otros jóvenes de origen no europeo traten de entrar. Sucede en el primer bar. También en el segundo, en el tercero y en el cuarto.

La mayoría de los porteros se justifican argumentando la celebración de fiestas privadas. Sin embargo, a juzgar por el libre tránsito del resto de componentes del grupo, los porteros mienten

Mientras Matthias Rüdinger y Manuel Birke, rubios y de ojos claros, acceden sin ningún tipo de invitación ni pase, Salah Farroukh y Zohair Rife se enfrentan a la negativa del personal de seguridad.

-“¿Por qué no puedo pasar?”, pregunta Salah.
-“Hay una fiesta privada”, responde el hombre que decide el acceso.
-“Pero eso no es verdad, otros amigos han entrado”
-“El que organiza la fiesta decide, a mí no me preguntes, pregúntale al jefe”, contesta.

Los dueños de los locales de la zona parecen haberse puesto de acuerdo en las instrucciones. La mayoría de los porteros se justifican argumentando la celebración de fiestas privadas. Sin embargo, a juzgar por el libre tránsito del resto de componentes del grupo, los porteros mienten. Otros confiesan sin escrúpulos: “Ni negros ni moros”.

El acceso es discriminatorio en el bar Every, donde no entran ni marroquíes, ni subsaharianos ni latinos pero sí todos los demás. En Big Ben, donde no entra ningún africano. En Weekender y en Bongo Loco, donde no pasan los marroquíes, y en El Tres, donde sólo consiguen pasar si van acompañados de personas autóctonas poco dispuestas a tolerar actitudes racistas.

“Les acabo de preguntar por qué a mí me dejan entrar y a mis amigos no, y me han dicho que yo no tengo pintas de robar”, exclama Miren, una joven bilbaína. “¿Qué razones son esas?”, se pregunta indignada. Alguien propone solicitar hojas de reclamación, pero los porteros, muy nerviosos e intentando justificarse, se resisten. “Sí, pero esperas”, “¿Hoja de reclamación para qué? No somos racistas”, “Si no has entrado al local no tienes derecho a pedirla”, “Niña, no me toques los cojones”.

Uno de los locales se resiste a facilitar las hojas de reclamación. El grupo decide llamar a la Policía Municipal. “Eres un hijo de puta”, le susurra el dueño del bar a Salah

Every es uno de los locales donde niegan ese derecho de los clientes y el grupo se ve obligado a llamar a la Policía Municipal, que llega unos minutos más tarde y está presente mientras los afectados rellenan los datos. “¿Sabes qué? Eres un hijo de puta”, cuenta Salah que le ha dicho el dueño al oído cuando los agentes marchan.

Son las dos y media de la mañana y es hora de cambiar el rumbo. Alameda Mazarredo queda cerca de la calle Urquijo y ahí se dirige el grupo, que continúa tranquilo aunque un tanto desmoralizado. Las conversaciones ya sólo versan sobre la discriminación por raza u origen y sobre las barreras que dificultan la integración. Nuevamente, la realidad se impone tozuda.
En el Divino Cielo, el sexto bar visitado, no dejan entrar “ni a marroquíes ni a negros”. Así lo dice el personal de seguridad. En Galeón impiden el acceso a marroquíes. En la Otxoa, piden a Abdeighani  y a Adil que paguen ocho euros, mientras los demás entran sin que nadie les pida entrada. En Charol, sólo los hombres pagan, las mujeres entran gratis; es el único local en el que no se demuestra discriminación por origen.

Los resultados del testing llevado a cabo en países como Francia, Suiza o Bélgica no son tan abrumadores. En los catorce países que han participado en el European Testing Night, se han encontrado un total de 35 locales que discriminan por motivos raciales. Pero Benjamin Abtan, integrante de SOS Racismo Francia y coordinador de la acción, descarta que se deba a que en el resto de países no haya problemas de racismo. “En los países nórdicos y del Este, el frío hizo que todo estuviera tan vacío, que locales que habitualmente discriminan, hicieron una excepción”, explica.

Para quienes participan en Bilbao, todo ha sido demasiado agotador. Son las tres y media de la mañana y, a pesar de saber de otros locales en la zona que discriminan sistemáticamente, deciden terminar la noche en algún establecimiento menos hostil. Encuentran el Kafe Antzokia, un antiguo teatro reconvertido en discoteca donde no encuentran problemas para entrar todos juntos. Aún así, no hay quien borre la huella de lo ocurrido y algunos prefieren salir a la calle a tomar un poco de aire fresco.

Nombres y argumentos de los bares puestos a prueba:

  • Every: No dejan entran ni a negros, ni a marroquíes ni a latinos. Argumentan que hay una fiesta privada
  • Big Ben: No dejan entrar a negros ni a marroquíes. Les dicen que el local está lleno.
  • Weekender: No dejan entrar a los marroquíes.
  • El tres: De todo el grupo, discriminan a dos de los marroquíes, diciéndoles que hace falta invitación y reconociendo después que sólo dejan entrar a inmigrantes si les conocen
  • El bongo loco: No dejan entrar a los marroquíes.
  • Divino cielo: Reconocen abiertamente que es política del local no dejar entrar a negros ni marroquíes
  • El Galeón: Explicitan que la política del bar es negar la entrada a marroquíes y argelinos
  • La Otxoa: Piden pagar entrada a los marroquíes; el resto entra gratis
  • Charol: El único local en el que no se encuentra discriminación racista, aunque sí sexista; los hombres pagan y las mujeres no

La acción se ha realizado en 14 países europeos (Bélgica, Dinamarca, Francia, Noruega y Rumanía, entre otros),  en los que se han destapado un total de 35 bares racistas

Grupo testing

Foto de grupo de los activistas y testigos implicados en la acción de Bilbao

“Aquí no entran negros ni moros”
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

¿Quieres debatir en un espacio tranquilo, seguro y libre de (machi)trols? Vente al foro de debate de Pikara Magazine

Revista que ofrece periodismo y opinión con un enfoque crítico, feminista, transgresor y disfrutón.

Comentarios recientes

  1. gruncho

    En Madrid, que las mujeres entren gratis y los hombres paguen es de lo más habitual.. vamos, que no sería destapar un bar sexista, sería contarte un poco como son la mitad de los locales de zonas como Huertas.

    Un saludo y felicidades por la iniciativa, una pena no estar al tanto para haber colaborado 😉

  2. Hipocritas

    Yo no soy racista, solo miro por mi negocio y se que tipo de gente me suele dar problemas y que tipo de gente no me los suele dar.

    Os recomiendo que monteis un garito, y despues me contais

  3. locko

    al bar que discrimina a los hombres por no tener vagina tb se le denunciara no?? o solo es denunciable cuando la mujer el la perjudicada??

  4. Gladys Pérez

    De que otra forma aprenderemos a ser tolerantes, todos somos seres humanos, no tenemos diferencia alguna en nuestras funciones, deberes o derechos, entonces, cuál es el temor al intercambio cultural entre las diversas razas….es muy gratificante y enriquecedor! Dejen el miedo………

  5. Pingback: “Aquí no entran moros ni negros” | Mari Kazetari

  6. Reza

    el racismo es algo muy popular en muchos paises del mundo desde unos 2000 años,,,pero el pais vasco con tanto avance de la imagen de la ciudad, le esta dando muy mala fama avance cultural,es una lastima dejar tu energia y luego solo recibes envidia,insultos,,,,llevo mas de 5 años aqui nunca me senti comodo a pesar de tener un monton de amigos falsos:-).

    Inmigracion,Cultura,Politico Exterior………………………………………………………………………En el pasado los politicos prometían crear un mundo mejor.Tenían distintas formas de lograrlo,pero su poder y autoridad surgía de la visíon optimista que ofrecían a su pueblo.esos sueños fracasaron. Y hoy la gente ha perdido la fe en las ideologías.cada vez con mas frecuencia.los politícos son vistos simplemente como administradores de la vida pública.pero ahora han discubierto un nuevo rol que restaura su poder y autoridad.en vez de repartir sueños,ahora los políticos prometen protegernos de los pesadillas.dicen que nos rescatarán de peligros terribles que no podemos very que no comprendemos.y el mayor de todos los peligros es el terrorismo internacional.una red poderosa y siniestra,con células asociadas en países de todo el mundo.una amenaza que nesecita combatirse con la guerra al terrorismo.pero la mayor parte de esta amenaza es una fantasía,que ha sido exagerada y distorisionada por los políticos.es una oscura ilusión que se ha divulgado sin cuestionamientos entre los gobiernos del todo el mundo,las agencias de seguridad y los medios internacionales.esta es una serie de documentales acerca de cómo y por qué se creó esta fantasía y a quién beneficia :
    En corazón de la historia hay dos grupos,los neoconservadores americanos y los islamistas radicales.En el episodio de esta semana,ambos de grupo se unen para combatir a la Unión Soviética en Afganestán.ambos creen que han derrotado al Imperio del Mal,y por lo tanto tienen el poder para transformar al mundo.pero ambas revoluciones fracasan.en respuesta ,los neoconservadores inventan la fantasía de un nuevo enemigo,Bill Clinton,para tratar de reconquistar su poder.mientras los islamistas descienden en un desesperado ciclo de violencia y terror para intentar persuadir a la gente de que los siga.de todos esto nace la semilla del exteraño mundo de fantasía,decepción ,violencia y temor en el que ahora vivimos. seguimos mas tarde segundo parte……
    THE POWER OF NIGHTMARES = EL PODER DE LAS PESADILLAS

  7. Magapola

    En el Cool de Madrid los chicos pagaban 15€ y las chicaas… ¡45€! Sí, es un local gay. No sé si sigue así ahora

  8. vendeta

    yo tampoco les dejaria entrar, se lo tienen merecido por liantes si fuera yo a liarla a su pais haber como me tratarian ellos,dandome casas de acogida y ropitas no desde luego.

  9. Xoxe

    Dios mío, verguenza me da. Vendeta de verdad, cayate la boquita. Para ser respetado, antes has de respetar, si tu ideología o religión te impide ser tolerante con los demás vas a tener muchos problemas, porque si yo me fuera a Senegal, y me encontrara con este panorama no se yo como acabaría, pero que ocurre? Que estos chavales siguen buscándose una vida digna escapando de los racistas y xenófobos como tu. Aunque sea una contradicción soy racista, y es que no soporto a los xenófobos. Tu ideología hitleriana me repugna, vete con tu maldita raza “superior”, y ójala un blanco alemán rubio de 2 metros y de ojos azules te meta un guantazo, que de ese diás que solo es una excepción, pero todos somos iguales, quizás esta idea no entre en tu cabecita de racista xenófobo.

    Ojala hubiera más gente como quienes llevaron a cabo este reportaje. Enhorabuena chic@s, seguíd así, los dueños de los bares necesitan un par de saciones por las reclamaciones, a ver si entran en razón, porque sea del color que sea, quien quiere follón entra por la fuerza, no te lo pide 😉

  10. Carlos

    Sois unos FALSOS. En el BIG BEN no hay racismo, yo he coincidido hay con moros, negros, sudacas ……… El local es pequeño y si se llena incluso a mi me prohiben la entrada. Si el local esta lleno y no entramos los blancos es porque no ENTRA NADIE no es cuestion de si es sudaca o moraco.

  11. Mábel

    Es absurdo creer eso, ya que tiene una fácil comprobación para quien le interese la verdad y no solo la polémica gratuíta: ver las fotos de la gente que frecuenta el Big Ben, o bien pasarse por allí cualquier día, para darse cuenta de que es de los locales en Bilbao donde hay gente de todas las razas y estratos sociales.
    ¿Nadie se ha quedado fuera de un local nunca? ¿qué hay de las colas que hay que esperar para entrar a muchos de ellos?
    Han intentado llamarnos racistas a tod@s, empresarios y clientes y les ha salido rana.

  12. Oscar

    Ya que os veo muy aliados con el Correo, ¿habéis pensado denunciarles o hacer mención a las miles de chicas de otras etnias explotadas por la prostitución de la cual se lucra El Correo con sus anuncios? ¿O eso no interesa? Claro que no se va a morder la boca que da de comer. En ciertos aspectos parecéis prensa sensacionalista, acusáis a locales en los que si contrastaseis os daríais cuenta que no hay racismo.

  13. Alba

    Zorionak, no por el resultado (que es desmoralizante) sino por la acción, yo creo que es una prueba, más que contrastada, de que existe esa discriminación. Más gráfico imposible. Eskerrik asko.

  14. blackgetter

    No me parece importante, no salgo de marcha y los pubs y los bares me dan bastante asco.
    En general estan llenos de gente a la que no quiero ni ver, y que no solo suelen ser racistas, sino machistas, estan a favor del maltrato animal, se ponen violentos con cuatro copas y si ademas es en capitales, son nacionalistas de ultraderecha. A lo que se le llama “españoles” hoy en dia.

    Me preocupa mas la explotación laboral y la situación de origen de los inmigrantes que que no puedan cascarse 6 euros en una lata de fanta mientras oyen a Bisbal berrear a máximo volumen.

  15. Ale

    Enhorabuena !!!!
    la verdad es ke me ha gustado mucho la inicitiva, pero despues de leer el par de articulos y ver el video, sigo sin llegar a una conclusion clara…

    ¿ como me puedo sentir racista viviendo con un hindu y un negro ?

    Amigos mios con dinero se consideran racistas, pero luego tienen amigos de otras razas ke tmb tienen dinero…. ¿ somos clasistas ? supongo ke tmb me siento algo clasista y no tengo ni un duro…..

    ¿ por ke desconfio de los moros ke veo por la calle en bilbao, y puedo dormir trankilamente compartiendo casa con un negro ?
    ¿por ke no tengo miedo ke la polaca o el brasileño de mi trabajo me roben algo?
    ¿como he podido conocer a tantisima gente de sudamerica ke merece la pena ?

    de todo hay en todas partes…. pero al final creo ke es una cuestion civica o de educacion, ( y yo he sido el mas gamberro…. ) pero la gente sin recursos ke viven en paises en los ke te matan por unas zapatillas, tienen un aura especial, algo ke se percibe y da miedo……

    en fin…. creo ke se me va la olla….
    muchas gracias por hacerme pensar!!

  16. Pingback: Nuestro apartheid » Ander Izagirre · Blog y web personal

  17. Itziritzi

    Soy de Bilbao. Me alegro de no saber en dónde están situados la mayoría de los locales de la lista. ¡Menos mal que tenemos otras opciones para salir de marcha que no discriminan!

  18. Mercedes

    Creo que deberíamos hacer esto en más ciudades. Yo me apunto. Amnén de que, aunque soy latinoamericana más de una vez me han confundido con marroquí asi que puedo provocar discriminacion al cuadrado. Lo que siento es que debería haber más difusión de los resultados en medios sociales, hacer más ruido. Porque lo único que hace que este tipo de gente se piense las cosas es cuando les afecta el flujo de caja.

  19. boleny

    ya podriais hacer esta iniciativa, cuestionando todos los lugares en los que las muejres no podemos estar tranquila, bares en los que se producen agresiones sexista y el camarero en funciones pasa o los de alrededor también. O por ejemplo lugares en los que las lesbianas no podemos mostrarnos abiertamente por lo que pueda ocurrir… creo que sois alarmistas, predecibles y sinceramente solo veis aquello que quereis ver.

  20. Bilbaína Preocupada

    El aumento en los últimos años del número de delitos y la gravedad de los mismos en Euskadi en general y en Bilbao en particular, la inmensa mayoría a manos de jóvenes procedentes del Magreb es una de las grandes preocupaciones de los ciudadanos. Vemos con impotencia como la calidad de vida y la seguridad ciudadana se degradan paulatinamente y uno de nuestros bienes más preciados del pasado (bajos índices de criminalidad) se evaporan tan deprisa y preocupantemente sin que se intente poner freno de forma efectiva a esta lacra.

    Resulta complicado comprender que una vez más los problemas reales de la ciudadanía, lejos de resolverse, se vean incentivados por erróneas políticas sociales que nutren nuestras calles de marginados a un ritmo indigesto. Para tratar de comprender situaciones aparentemente carentes de sentido vamos a tener que hacer un esfuerzo imaginativo importante y seguir varios caminos y razonamientos lógicos…Tal vez así al final de la reflexión consigamos ver el motivo por el que desde el gobierno vasco se está realizando un esfuerzo económico enorme (60 millones de euros anuales destinados a los centros de acogida para menores inmigrantes). Si si, 10.000 millones de las extintas pesetas). Nadie debería atribuir características o adjetivos a colectivos en función de su raza porque como sabemos cuanto mayor es el grupo abarcado bajo definiciones absolutas, la definición tiende a ser más errónea. Ahora bien, ocultar datos y manipular las estadísticas es propio de regímenes autoritarios y dictaduras. No se puede obviar el hecho de que la mayoría de los delitos contra la propiedad y agresiones sexuales que se producen en Euskadi y en Bilbao la realiza un colectivo que se puede aglutinar tanto en una franja de edad como en una procedencia geográfica bastante delimitada. Decir que la proporción de Magrebíes que comete actos delictivos puede tener tendencias xenófobas… aún siendo cierto, en tanto que es una suposición y no está avalada con datos contrastados.

    Por contra, decir que la mayoría de los delitos contra la libertad sexual que se producen en la comunidad autónoma vasca los realizan jóvenes procedentes de Marruecos y Argelia es simplemente aportar un dato esclarecedor sobre la evolución de la delincuencia y la inseguridad ciudadana en nuestra comunidad y es un dato, no una opinión. Y es un dato que crea alarma social. Y es un dato que revela un problema y que puede ayudarnos a la hora de buscar una solución que a fin de cuentas es lo que todos queremos. He visitado Marruecos en varias ocasiones y las condiciones de vida son realmente duras. La población que vive al día, buscándose la vida aprovechando cualquier oportunidad que se le presenta es numerosísima. Entiendo que en condiciones de pobreza extrema y hambruna los comportamientos delictivos cuyos objetivos sean la simple supervivencia estén justificados. Entiendo que alguien robe para comer…La cuestión es que esa gran masa marginal que vive bajo el umbral de la pobreza acostumbrada a padecer penurias a recibir maltratos por parte de las autoridades de forma sistemática gracias a la inexistencia de derechos básicos, es precisamente el grueso de jóvenes que se embarcan en una patera o se esconden en los bajos de un camión para llegar a lo que para ellos (y para cualquiera viendo las ayudas que les brindamos) es lo más cercano al paraíso, eso si, situado en tierras infieles.

    Hasta aquí todo es entendible y lógico. Por eso no solamente jóvenes del norte de África vienen hacia Europa en busca de unas condiciones de vida mejores. También llegan inmigrantes subsaharianos que han tenido que atravesar no solo el estrecho sino previamente media África y que proceden de países donde la vulneración de derechos, las desigualdades y las condiciones económicas son aún mucho peores que las de los países del Magreb. Otros cruzan el Atlántico con los ahorros que años de trabajo buscando prosperidad. Desde hace décadas la comunidad china ha ido ampliando su número a la par que se han ido integrando en nuestra sociedad a pesar de que su cultura y su idioma son tan diferentes a los nuestros. Y los autóctonos hemos aplaudido y admirado su capacidad y entrega en el trabajo.

    Se habla muchísimo en todos lados sobre el aumento de la inmigración ya que es un fenómeno que para nadie pasa desapercibido. En apenas 10 años hemos pasado de ser el país de la comunidad europea con menos porcentaje de emigrantes a ser el país que mayor número de emigrantes tiene. Y como todo gran cambio, tiene sus lados positivos y sus lados negativos. No querer ver los negativos, no querer analizarlos, no querer sacar conclusiones y no querer solucionar los problemas originados por este flujo migratorio masivo es una actitud que ya no nos podemos permitir. Uno de los problemas que más preocupa a los ciudadanos es el aumento de la delincuencia que ha coincidido en el tiempo con el aumento de la inmigración.

    Relacionar directamente el aumento de la delincuencia con el aumento de la inmigración implica nuevamente ser tachado de xenófobo por quienes tienen como, todo argumento, la demagogia barata y el empleo de tabúes impuestos para no entrar de verdad en el debate. Es lógico que el aumento de ciertos perfiles migratorios haya originado un aumento de delitos. Evidentemente quien roba una manzana es porque tiene hambre…y nuevamente todos entendemos que ciertos delitos como apropiarse de bienes de terceros con fines alimenticios tiene una justificación moral que como especie animal comprendemos a la perfección. Igual que robar para vestirse o meterse en un piso de okupa si no tienes donde caerte muerto. Pero con toda la gente que hablo, toda, le resulta muy complicado comprender como es posible que inmigrantes procedentes en su mayoría del Magreb y en su mayoría menores de 30 años lleguen con la única intención de aprovecharse de nuestro sistema y de las ayudas que se brindan. Cuando leemos titulares de que los centros de acogida están abarrotados por el efecto llamada originado por el generoso esfuerzo tanto de medios humanos como económico que realizamos los vascos (si, lo pagamos tú y yo) y vemos el desprecio absoluto que una parte muy importante del colectivo de inmigrantes magrebíes siente hacia quienes les acogen….duele, humilla…

    Tratas de ponerte en su lugar, tratas de comprender el infierno que han vivido. Sabes que en muchos casos les han inculcado fuertes creencias religiosas que chocan frontalmente con nuestro laicismo y nuestras libertades. Son victimas si, pero algunos, muchos son también verdugos… Cuando comprendes que su sociedad y sus costumbres no comparten muchos de nuestros valores más importantes. Cuando sabes que ciertos derechos que nos han costado años conseguir como la igualdad entre hombres y mujeres para ellos son incomprensibles en tanto el papel de la mujer no pasa de ser alguien al servicio del hombre…empiezas a comprender el origen del problema. En Europa hemos aprendido que la religión es algo opcional, que la tolerancia es el camino a seguir, que se deben respetar otras culturas, otras formas de pensar otras tendencias sexuales…Que imponerse a quienes viven de otra manera no nos hace mejores, que hay espacio para todos…es convivir, todos estamos en el mismo barco, queremos disfrutar, queremos ser felices, cada uno que se lo monte como quiera pero que respete a los demás…Desgraciadamente para ellos y para nosotros algunos de nuestros invitados tienen otra visión. No saben lo que es la tolerancia porque han vivido y padecido un régimen autoritario donde la religión, las leyes y la autoridad se extienden y se mantienen aplicando el miedo como argumento.

    Bueno, no quiero extenderme más analizando el motivo o algunos de los motivos por los que este importante grupo de inmigrantes magrebíes no se adapta a la vida en nuestra sociedad…Ahora quiero mirar un poco el punto de vista de quienes les hemos acogido y les hemos ofrecido lo que para nuestros necesitados no tenemos. El Ararteko amparándose en el argumento tabú de que hay que evitar por todos los medios que la sociedad se encamine a ideas xenófobas decide que no se publiquen las nacionalidades de los delincuentes en las noticias de sucesos que por desgracia leemos todos los días en los periódicos. Hagamos uso del tabú como lo hace el Ararteko…Ocultar ciertas nacionalidades no es una pauta xenófoba? Acaso por pertenecer a esa nacionalidad se es mejor o peor? claro que no! Es un dato al que los ciudadanos tenemos derecho a acceder y es un dato que junto a otros puede hacernos entender el problema y buscar una solución. Ocultar información a los ciudadanos amparándose en absurdos argumentos no puede justificarse porque crea precedentes que nos hacen viajar mentalmente al pasado. Filtrar la información para influir en la opinión es manipular la información. Parece que el defensor del pueblo no está haciendo gala a su nombre…El manipulador del pueblo en este caso sería más acertado.

    Vamos a cosas serias. Que el Gobierno Vasco y las Diputaciones tengan unas partidas presupuestarias en ayudas sociales para inmigrantes tutelados y centros de acogida de 60 millones de euros anuales me deja a cuadros y más el dato de que el mantenimiento de los menores en dichos centros tiene un coste mensual de 3.600 Euros. He encontrado esta misma información en varias publicaciones y aún me cuesta creer que el coste pueda ser tan astronómico. Cuando creo que mi perplejidad ha hecho cumbre descubro con los ojos como platos que cuando los menores cumplen la mayoría de edad y hasta los 27 años tienen dos ayudas para su mantenimiento y alojamiento que suman 900 Euros mensuales. No pensaba que nuestra economía estaba tan boyante como para semejante gesto solidario. Realmente destinar 10.000 millones de las antiguas pesetas para una comunidad como la nuestra con carencias autóctonas sociales supone tal agravio comparativo que para comprenderlo empiezo a dudar hasta de las intenciones de quienes las han programado y aprobado (Gobierno Vasco y Diputaciones Forales). Estamos inmersos en la mayor crisis económica de los últimos 80 años, se ha producido la mayor destrucción de empleo conocida y la pérdida de poder adquisitivo y las prestaciones sociales tocan mínimos históricos y nuestros dirigentes derrochan nuestro dinero en ayudas y prestaciones a menores inmigrantes que tienen unos gastos de mantenimiento mensual astronómicos.

    Ahora vamos a lo más preocupante, el aumento de agresiones sexuales, de violencia extrema, de robos con violencia que se está produciendo en el País Vasco en los últimos años. Sabemos por las directrices del Ararteko que se están ocultando datos en los medios de comunicación sobre el origen o nacionalidad de los delincuentes amparándose en no favorecer el aumento de la xenofobia. También sabemos que al menos en nuestra comunidad la mayoría de las agresiones sexuales, violaciones, actos de violencia extrema, robos con violencia e intimidación los llevan a cabo menores de 30 años de origen magrebí, en su mayor parte Marroquíes.

    Por suerte en el pasado hemos gozado de unos niveles realmente bajos de este tipo de delitos en comparación con otras comunidades pero al día de hoy la alarma social que han generado, en especial el aumento espectacular de violaciones, algo que antes era anecdótico en nuestra geografía ahora se repite con una frecuencia intolerable. Por qué el 90% de las agresiones sexuales y violaciones que se producen en Euskadi las cometen jóvenes magrebíes? Pienso que el desprecio absoluto que sienten hacia los derechos y libertades del género femenino es la principal causa. La consecuencia la padecen las jóvenes que han visto como sus libertades y su seguridad se ha desvanecido.

    Aquí es donde ya la situación es insultante, degradante, humillante….Muchos de estos chicos del Magreb a los que estamos cuidando y mimando, destinado partidas presupuestarias que no destinamos ni para nuestros propios jóvenes deben pensar que ya que les damos casa, alimento, educación, entretenimiento por qué no un poco de sexo no consentido para rematar el pastel. Suena fatal pero quienes actúan con tal desprecio hacia sus anfitriones o bien padecen algún trastorno psicopático o simplemente nos consideran unos parias a quienes usar y abusar.

    Alguien puede decirme que nos aportan estos grupos de inmigrantes que se ríen de nuestro sistema, de nuestras costumbres de nuestra tolerancia, de nuestro talante? Una sola cosa….por qué invertimos nuestro escaso dinero y esfuerzo en intentar integrar a estos grupos de jóvenes magrebíes en nuestra sociedad si por la experiencia de otros países europeos sabemos que la mayoría nunca se van a integrar? Ha ocurrido en Francia, en Alemania….allí ya lo tienen claro desde hace años….y aquí seguimos insistiendo en un camino ya recorrido y erróneo.

    Cuando paseo por Bilbao y me cruzo con grupos de jóvenes magrebíes que van inhalando disolvente en calcetines o pañuelos reventándose el cerebro con esa mierda mientras ocultan en el horizonte en búsqueda de su próxima víctima pienso en quienes son los responsables de esta situación. No tengo ninguna duda que las políticas de ayudas a los menores inmigrantes favorecen el aumento de este tipo de inmigración delictiva en tanto que su capacidad de integración es ya conocida por lo ineficaz y solo alimentan y engordan futuros marginados y delincuentes. Me pregunto si la clase política que nos representa es tan extremadamente incompetente como para no ver lo que están originando o si por contra lo que para el ciudadano roza lo incomprensible para ellos es parte del diseño futuro de las clases sociales con el objetivo de formar la pirámide social con una base marginal enorme que sustente su estructura política y favorezca a intereses particulares. Cada vez hay más población indignada, las posturas se van radicalizando y el conjunto de la sociedad exige una solución al problema. Estamos a tiempo de replantearnos ciertas políticas sociales y aprender de los errores. Quienes pueden y deben hacerlo, deben oír el clamor popular y no permitir que el odio, desconfianza, miedo, enfrentamiento y desprecio vaya en aumento. Buscar una solución YA porque mañana o la semana que viene otra chica habrá sido violada, a otro gay le habrán dado una paliza y a otro chaval le habrán apuñalado y robado y vosotros seréis los culpables.

  21. aritza

    en el teatro antzoki les dejan entrar. Yo ya no voy porque han robado dos veces a dos amigos. no seamos Hipocritas, la mayoria de los robos en bilbao son por moros. pagan justos por pecadores? pues si, alguno no robara… mala suerte

  22. Bilbaína Preocupada

    La Diputación continuará pagando por cada uno de estos chavales Magrebíes que están llegando en masa a Euskadi 4.533 Euros/mes (por cada uno cada mes).

    Fuente:Boletín oficial de Gipuzkoa 210 del 3/11/10 página 29.

    Y entiendo que el coste es similar en la alavesa y vizcaína. Aquí va por lo tanto mi pregunta:

    A parte de la alucinante tasa de delincuencia de estos jóvenes Magrebíes(robos, agresiones etc. …), su escasa preparación o tendente a nula capacidad de adaptación, querría formular la siguiente pregunta a políticos e instituciones (abstenerse miembros de ONGs y otros interesados).

    ¿Por qué hemos de gastarnos en estos jóvenes del Magreb recursos que no otorgamos ni a nuestros jóvenes, ni a viudas, personas enfermas de Alzheimer, etc?

    Una Fuente: N.º 210 B.O. DE GIPUZKOA—3 de noviembre de 2010
    https://ssl4.gipuzkoa.net/castell/bog/2010/11/03/bo101103.pdf#Page=1

    “DIPUTACION FORAL DE GIPUZKOA DEPARTAMENTO DE POLITICA SOCIAL
    Adjudicación provisional de contrato público.”

    “Concepto Precio/plaza/día 1er año. Plaza ocupada 139,93 € + IVA”

    Es decir, solo por cada plaza diaria (sin tener en cuenta otros gastos variables), la Diputación de Gipuzkoa está pagando por cada joven Magrebí (la inmensa mayoría de los jóvenes en estos Centros son de esta procedencia) de 139,93 € + IVA

    139,93 € + IVA DE GASTO DIARIO POR CADA JOVEN MAGREBI SIN TENER EN CUENTA GASTOS VARIABLES.

    Multiplicadlo por 30 para hacerte a una idea del gasto medio (sin variables) por mes y te da mas de 4.500 Euros al mes por joven Magrebí sin tener en cuenta gasto el variable: Nos gastamos mas de 54.000 Euros al año por cada uno de estos NiNis Magrebíes !!

    Solo la Diputación de Bizkaia gasta mas de 30 millones de Euros (5000 MILLONES DE LAS ANTIGUAS PESETAS !) al año en atender a los menores extranjeros, la inmensa mayoría de procedencia Magrebí. Articulo http://www.elcorreo.com/vizcaya/v/20100327/vizcaya/diputacion-gasta-millones-atender-20100327.html

    Es decir, tan solo Bizkaia se gasta 5.000 Millones en mantenerles, y esto sin incluir el dinero que se gasta el Gobierno Vasco en darles ayudas sociales social cuando salen de Centros, mas …

    Y mi madre después de haberse deslomado en cuidar a sus hijos para que mi aita pudiera trabajar 40 años en Altos Hornos, cobrando 421 Euros al mes ….

    Y mientras Diputaciones y Gobierno Vasco gasta mas de 10 VECES MAS AL MES(más de 4.500 Euros) lo que recibe mi amatxu en mantener a los NiNis del Magreb que “solo” han sido los protagonistas en docenas de robos, agresiones sexuales y asaltos homofobos ocurridos en Bilbao en los ultimos años.

    Repito: ¿Por qué hemos de gastarnos en estos jóvenes del Magreb recursos que no otorgamos ni a nuestros jóvenes, ni a viudas, personas enfermas de Alzheimer, etc?

    Creo que la sociedad está esperando respuesta sobre el tema de la creciente llegada de jóvenes del Magreb a Euskadi y su coste implícito, tanto económico como, sobre todo, viendo el perfil de los mismos, social.

  23. Pingback: simply click the following internet page

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies