Ana Pérez Cañamares: Bebe el mundo y lo convierte en palabras Ficciones

Hoy es Ana Pérez Cañamares la que inunda con su poesía este espacio. Una voz sólida que no deja indiferente. Ana mira el mundo, no, no lo mira, yo diría que Ana bebe las imágenes del mundo que le rodea para luego convertirlas en palabras, palabras que tejen poemas llenos de fuerza y sensibilidad. Versos que arrollan, aturden, despejan, abren, cierran, preguntan… siempre. Como su último trabajo, “Alfabeto de cicatrices”, belleza en estado puro.

Ana Pérez Cañamares


“Por culpa de palabras mal usadas
a mi corazón lo cruza
un alfabeto de cicatrices”

Hoy es Ana Pérez Cañamares la que inunda con su poesía este espacio. Una voz sólida que no deja indiferente. Ana mira el mundo, no, no lo mira, yo diría que Ana bebe las imágenes del mundo que le rodea para luego convertirlas en palabras, palabras que tejen poemas llenos de fuerza y sensibilidad.  Versos que arrollan, aturden, despejan, abren, cierran, preguntan… siempre.  Como su último trabajo, “Alfabeto de cicatrices”, belleza en estado puro.

Ana Pérez Cañamares nació en Santa Cruz de Tenerife, pero vive en Madrid. Nunca dice que ha nacido para esto de la escritura, ni tampoco que no sabría hacer otra cosa, porque de hecho tiene un empleo que le da de comer. Lo que sí dice ante quien la quiera escuchar es que le apasiona la vida, pero este mundo le parece una mierda; y que escribir es la única forma que conoce de dejar claras ambas cosas.

En el 2007 publicó su primer poemario, La alambrada de mi boca, en la Editorial Baile del Sol; esta misma editorial ha reeditado en el 2009 su libro de relatos ‘En días idénticos a nubes’. Y en el 2010 apareció, también en Baile, el libro de poemas ‘Alfabeto de cicatrices’. En la actualidad prepara su tercer poemario. Al final de este artículo encontrarás un listado de las antologías en las que ha publicado cuentos y poemas. Desde el año 2005, administra el blog El alma disponible, dedicado a la poesía. Te invitamos a leer esta selección de poemas publicados en su ‘Alfabeto de cicatrices’:

LA ENGAÑADA

Hoy me follaría a los reyes magos.
A los guapos del instituto.
A todos los cantantes y a sus bandas.
A los futbolistas de primera división.

Y mientras me los follo
les preguntaría por qué,
si son tan hombres todos,
por qué cojones
cuando los necesité
ninguno
vino a rescatarme.

LOS ALUDIDOS

Mi vida no es un comentario a la tuya.
Nada de lo que hago es un ejemplo
una nota a pie de página en tu libro.

Así que no me uses para mortificarte
y evita las comparaciones baratas.

Yo sólo me mido con viejos sueños
y con alguna obsesión que persiste.
Todo lo que he logrado tiene su cruz
y te recuerdo que no hay cuchillo
que parta por el canto una moneda.

TANTAS

Yo, que he sido tantas
que tantas veces he alquilado
mi nombre y me lo han devuelto
vacío o maquillado o roto

desde aquí digo
que volveré a ser tantas
como prendas tengo en el armario
pero que nunca volveré a pensar
con qué traje gustaré más
ni siquiera si mi desnudez
puede resultar embarazosa.

SOSPECHOSA

Levanto sospechas en la oficina
porque trabajo con la cabeza en otra parte
levanto sospechas entre mis amigos
porque desaparezco y callo durante días
levanto sospechas ante mi hija
porque en vez de hermanos o perros
sólo traigo a casa libros
sospechas ante mí misma porque mi independencia
se resquebraja cuando la tristeza da un golpe de estado

por eso me esmero cuando escribo:
aquí no quiero que me deseen otra.

FUERTE

Soy fuerte. Me rompo en esquirlas.
El problema es que voy
quedándome afilada
y ya no soy más
aquella mujer
habitable
mullida
blanda
yo.

(Y este es el poema más personal de la autora. Elegido por ella al ser consultada)

GENERACIONES

Antes de morir, mi madre dijo mamá, ven
mientras me miraba sin verme;
yo dije mamá, quédate
abrazando su cuerpo diminuto
envuelto en pañales y olor a talco;
mi hija dijo mamá, no llores
y me acarició la cabeza consolándome.

Cuando mama murió, durante unos segundos
no tuvimos muy claros los lazos  que nos unían
no supimos quién se había ido
y quién se había quedado
ni en qué momento de nuestras vidas
estábamos viviendo
o muriendo.

¿Te quedas con ganas de más? Más referencias:

Algunos de sus cuentos han aparecido en antologías tales como:

– ‘Por favor sea breve’ (Editorial Páginas de Espuma)

– ‘Lavapiés’ (Editorial Ópera Prima)

– ‘Maldito amor mío’ (Editorial Signo Tres, Lima)

– ‘Escritos disconformes. Nuevos modelos de lectura’ (Ediciones Universidad de Salamanca)

– ”Mujeres cuentistas’ (Editorial Baile del Sol)

– ‘Resaca. Hank Over’ (Editorial Caballo de Troya)

– ‘Beatitud. Visiones de la Beat Generation’ o ‘Viscerales’.

Y puedes encontrar sus poemas en las siguientes antologías:

– ‘Qué nos han hecho’ (Editorial Isla Varia)

– ‘Resaca/Hank Over. Un homenaje a Charles Bukowski’ (Random House Mondadori)

– ‘Versus.12 Rounds’ (Ediciones del Satélite)

– ‘Bukowski Club Jam Session de Poesía 06-08′ (Ediciones Escalera)

– ’23 Pandoras. Poesía alternativa española’ (Editorial Baile del Sol)

– ‘Poesía Capital’ (Editorial Sial/Contrapunto)

– ‘La manera de recogerse el pelo. Generación Bloguer’ (Bartleby Editores)

– ‘El Tejedor en Madrid’ (Editorial La Última Puerta a la Izquierda)

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Print this page
Ana Pérez Cañamares: Bebe el mundo y lo convierte en palabras
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

¿Quieres debatir en un espacio tranquilo, seguro y libre de (machi)trols? Vente al foro de debate de Pikara Magazine

En mi DNI debería poner: poeta, animalista, bloguera y vegana.

    Comentarios recientes

    1. emma

      Ana no deja de sorprenderme! cala profundo. En Argentina no se han editado sus libros, así que la leo en su blog y en los blogs de otros. Hago un trabajito de hormiga para llegar a todas sus letras y voces. Realmente me gusta. Gracias!

    2. rafa

      una de tantas sospechosa por independiente
      algunas veces engañada
      el calor de madre ausente permanece
      para respirar y caminar
      gracias y a seguir

    Los comentarios están cerrados

    Uso de cookies

    Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies