El posmachismo está aquí Voces

Miguel Lorente Acosta, delegado del Gobierno español para la Violencia de Género, desgrana para Pikara Magazine las estrategias que emplea el posmachismo para mantener las desigualdades de género y emplaza a ver en la igualdad una deuda histórica

Fernando Gómez Larrea

Miguel Lorente Acosta, delegado del Gobierno español para la Violencia de Género, desgrana para Pikara Magazine las estrategias que emplea el posmachismo para mantener las desigualdades de género y emplaza a ver en la igualdad una deuda histórica

La igualdad no gusta, no hay que darle más vueltas, es así de sencillo. Y no gusta por lo que representa y por lo que significa, que no es otra cosa que hablar de ella no sólo sobre la referencia del artículo 7 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que recoge la “igualdad ante la ley” sino, sobre todo, hacerlo alrededor de su artículo 2, el que se refiere a la igualdad como principio básico, pues no sólo hay que ser iguales ante la ley, sino que debemos serlo, fundamentalmente, antes de la ley. Dejar que la ley dirima los problemas sobre la igualdad es reconocer que nos movemos en la desigualdad.

Las críticas ya no se hacen de manera directa contra la igualdad, pero cuestionan los avances para que no haya una alternativa a la posición histórica. Si nada cambia, todo sigue igual. Es el posmachismo, la nueva estrategia para conseguir mantener la desigualdad, y es tan exitoso porque juega con los sentimientos de toda la vida y los miedos de la “amenaza” que supone un nuevo escenario

Aunque ahora nos pueda parecer extraño, la reacción crítica contra la igualdad no es muy diferente a la que antes se ha producido al intentar poner fin a los privilegios de sangre, religión, raza,… Ahora toca acabar con los privilegios basados en el sexo, que, aunque duela o moleste, han estado en el lado de los hombres, y la reacción no ha tardado en aparecer en forma de resistencias y rechazo para evitar que se consiga.

Las políticas y medidas para conseguirlo se pueden criticar o, simplemente, no compartir, eso no es problema y resulta positivo en una democracia, lo que no es admisible es la manipulación para evitar alcanzar el objetivo democrático. Y lo que actualmente se está produciendo es una manipulación basada en dos grandes estrategias. Por un lado, se hacen interpretaciones interesadas de la información y datos existentes (se compara las absoluciones judiciales con denuncias falsas, la fimosis con la mutilación genital femenina, la violencia ejercida por los hombres a las agresiones realizadas por mujeres…), para desvirtuar los argumentos y luego decir que los estudios institucionales e internacionales son producto de un “complot o conspiración de género”, y que no se admite la discrepancia. En segundo lugar, lo que se hace es mezclarlo todo para que la idea de conspiración parezca más real y para confundir sobre el significado de lo que cada acción pretende conseguir, circunstancia que se aprecia al poner dentro del mismo cajón argumental las cuestiones relacionadas con violencia de género, la custodia compartida, las ayudas laborales o de formación para corregir la desigualdad, los beneficios económicos o la promoción profesional de quienes desarrollan estas medidas…

Es cierto que las críticas ya no se hacen de manera directa contra la igualdad, eso ha sido el papel del machismo tradicional, pero las llevan a cabo cuestionando los avances de la igualdad para que no haya una alternativa a la posición histórica. El planteamiento es simple: si nada cambia, todo sigue igual. Es el posmachismo, la nueva estrategia para conseguir mantener la desigualdad, y es tan exitoso porque juega con los sentimientos de toda la vida y los miedos de la “amenaza” que supone un nuevo escenario.

Para el posmachismo el avance de la igualdad es “ingeniería social”, sin embargo la construcción de la desigualdad ha sido “orden natural”; el estudio sobre la desigualdad y la promoción de la igualdad es adoctrinamiento, mientras que mantener y transmitir las ideas tradicionales es educación; el feminismo, que busca la igualdad de hombres y mujeres, es como el machismo que la negado y, en consecuencia, mejorar las oportunidades de las mujeres es atacar las de los hombres. Esta situación demuestra una “actitud paranoica paradójica”, puesto que cuando se habla de maltratadores sienten que la referencia es común a cualquier hombre, pero cuando se habla de igualdad piensan que sólo se refiere a las mujeres.

No se puede poner el contador de las desigualdades a cero, como si nada hubiera ocurrido. Lo único que busca el posmachismo es tiempo, lo mismo que han tenido siempre. La historia está de su parte si no se analiza de forma crítica, y no renuncian a ella.

Es triste reconocerlo, pero todavía hoy no se ha alcanzado la igualdad entre hombres y mujeres, y en pleno siglo XXI las mujeres siguen sufriendo violencia normalizada, minimizada, justificada, ¡negada!,… cobran menos por el mismo trabajo, asumen el trabajo asalariado sin abandonar el doméstico, padecen más pobreza, son tratadas, esclavizadas y explotadas sexualmente para que hombres puedan utilizarlas, humillarlas, maltratarlas y violarlas,… Aunque parece que todo eso no existe para el posmachismo, que sólo ve un “ataque del feminismo contra los hombres”, como si acabar con todo ello eso no fuera una cuestión de justicia, dignidad y de derechos humanos, y como si quienes históricamente han reivindicado y luchado por ello (también eran unas feministas radicales las que pidieron el voto de las mujeres) no merecieran el reconocimiento de la sociedad que se beneficia de sus logros.

No se puede poner el contador de la desigualdad a cero como si nada hubiera ocurrido y como si lo ocurrido no tuviera un significado, aún son muchas las consecuencias de la desigualdad y, lo más importante, todavía no está interiorizado el valor de la igualdad como una de las referencias sobre las que articular la convivencia en la sociedad y las relaciones entre hombres y mujeres. Ponerlo a cero sería continuar con el lastre de la desigualdad y mantener la deuda con la igualdad. El posmachismo lo único que busca es tiempo, lo mismo que han tenido siempre. La historia está de su parte si no se analiza de forma crítica, y no renuncian a ella.

La cuestión que surge es si debemos admitirlo y si una sociedad democrática, con independencia de las críticas y discrepancias, puede poner en el mismo plano los argumentos sexistas, racistas o discriminatorios en general, con los que promueven los derechos humanos. Yo, sinceramente, creo que no. La igualdad no debe generar recelo ni dudas, es la deuda que tenemos pendiente con la historia y será buena para mujeres y hombres, y ante unas críticas tan poco fundamentadas como las que se hacen habría que hacer la pregunta básica de la investigación criminal: a quién beneficia. Ahí está la respuesta.

*Esta fotografía de Fernando Gómez Larrea, capturada y editada con un iPhone, forma parte de la exposición iPhoneografías que se podrá visitar desde el 13 de enero al 11 de febrero en la galería bilbaína BlackBoxBilbao (calle Concepción, 2).

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Print this page
El posmachismo está aquí
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

¿Quieres debatir en un espacio tranquilo, seguro y libre de (machi)trols? Vente al foro de debate de Pikara Magazine

Revista que ofrece periodismo y opinión con un enfoque crítico, feminista, transgresor y disfrutón.

Comentarios recientes

  1. Pingback: El posmachismo está aquí

  2. Ritxar Bacete González

    Como siempre, brillante e intelectualmente muy sugerente Miguel Lorente. Gracias por este artículo (y a Pikara por publicarlo). Beneficios, dudas, deudas,desigualdades históricas, feminismo radical, ingenierías sociales…La verdad es que el artículo da para mucho, y no es fácil responder en pocas líneas. No es baladí el tema elegido: poner luz en la militancia machista moderna de algunos hombres. Políticamente me interesan muy poco esos hombres y su ideología, (como tampoco me interesan los racistas), y personalmente prefiero poner luz a los procesos de cambio, renuncia a los privilegios, cuestionamiento de las violenicas, implicación en el cuidado, militancia social en favor de la igualdad…que se han dado en muchos hombres; en las culturas igualitarias que son generadas con las prácticas cotidianas (y muy políticas) de muchos hombres y mujeres. Se me antoja más útil visibilizar las alianzas entre feminismos de mujeres y hombres, estudiar cómo, cuándo y quiénes lo han hecho…Es más, la igualdad, entendida desde la libertad de género y la superación del sexismo, no solo gusta, sino que atrae, aunque asusta, y a algunos, incluso nos pone.

  3. Itziritzi

    Utilizando la expresión de Ritxar en la entrada anterior, a mí no es la igualdad “lo que me pone”, sino los hombres y las mujeres que han sabido identificar las desigualdades y poner en práctica, en sus propias vidas, otros modelos más justos. Porque lo personal es político. Eso sí que me pone… la mera teoría me deserotiza!

  4. Anietys Estevez

    Simplemente constituye un artìculo sensacional,muy moderno,actual,liberatorio,sugerente, progresista,revolucionario y radical , si se tiene en cuenta; el contexto històrico, no solo nacional, sino tambièn universal, en el que todos , nos encontramos imbuìdos .Mis superlativos respetos hacia el Sr Lorente,tan coherente,elocuente, profundo,pràctico,realista ,objetivo,justo y catedràtico , en todos sus argumentos expuestos . Solo requiero ,hacer una somera precisiòn:el valor igualdad,entendido desde el prisma de su proyecciòn en todos los àmbitos sociales,se ha procurado conquistar por la Humanidad,al menos teòricamente, no solo a travès de la Declaraciòn Universal de los Derechos Humanos,a la que el Sr Lorente ha hecho referencia,sino tambièn , por los propios ciudadanos europeos , a travès de la Declaraciòn del mismo tipo, de la Uniòn Europea y por la propia Constituciòn Española , justo en su artìculo primero,para nada casuìstico, que recoge la igualdad :como valor superior , que inspira todo el sist const parlamentario español,asì como el resto del ordenamiento jurìdico.Justo lo que necesitamos en estos momentos; es la articulaciòn de nuevos mecanismos jdcos ,que permitan hacer màs efectivo este ppio en la realidad de hecho y la consecuente sensibilizaciòn pràctica de todos los ciudadanos españoles, que en su momento històrico se lanzaron, a recoger en la norma suprema de todo el sistema jurìdico , tal valor.A eso, estamos llamados todos, por los citados instrumentos jurìdicos , que un dìa nos emancipamos a elaborar,promulgar y poner en vigor.No demos pasos hacia atràs y seamos consecuentes con nuestros propios actos, para en definitiva hacer vivir la realidad jurìdica y con ello ,el tema tan relevante que nos ocupa, como es el de la igualdad : no solo en el plano del sexo,sino tambièn en esferas tan emergentes socialmente, como son:la raza,religiòn,opiniòn,nacimiento o cualquier otra condiciòn o circunstancia personal o social , tal como prevee: el citado texto constitucional ,en su artìculo 14.

  5. Alazne

    ¿Porque habéis puesto una baldosa de Bilbao para hablar de machismo? :O

  6. Pikara Magazine Artículo de la Autora

    Alazne, pues resulta difícil ilustrar artículos de opinión sin recurrir a fotos obvias como puede ser una manifestación de hombres por la igualdad (que es una opción que barajamos). Nos encantaron las fotos de Fernando Gómez Larrea, y esa pieza del puzzle suelta nos parecía evocadora. Vaya, nosotras la interpretamos de una manera, pero explicarlo no tendría gracia.

  7. Pingback: “Gender-based violence is being systematically questioned throughout a fallacy” |

  8. Pingback: Zóon emotikón | 20líneas

  9. masculinista antifeminazista

    Ya que hablais tanto de igualdad.. LA CONSTITUCION ESPAÑOLA DICE EN EL ART. 14 QUE LOS ESPAÑOLES-AS SON IGUALES ANTE LA LEY, SIN QUE PUEDA HABER DISTINCION NI DISCRIMINACION POR RAZON DE SEXO, RAZA O RELIGION..
    ¿ Y QUE DECIS DE LA PRESUNCION DE INOCENCIA DE LOS HOMBRES VIOLADA POR VUESTRAS ASQUEROSAS Y NAZIS LEYES DE VIOLENCIA DE GENERO?

    ¿ COMO PUEDE HABER UNA CONDENA DISTINTA PARA UN HOMBRE POR LOS MISMOS HECHOS CUANDO LOS COMETE UNA MUJER? ¿ PORQUE EL 016 NO ATIENDE A LOS HOMBRES MALTRATADOS ? ¿ SABEIS QUE SE HAN DETENIDO Y ENCARCELADO MAS DE 1,100.000 HOMBRES DESDE QUE LA LEY FASCISTA Y DELINCUENTE DE LESA HUMANIDAD DE VIOLENCIA DE GENERO HA SIDO CREADA CON LA SOLA PALABRA DE LA MUJER?

    ESTO ES HEMBRISMO Y FEMINAZISMO

    !! DEROGACION DE LOS PRIVILEGIOS DE LA MUJER DE GENERO! DEROGACION DE LA LEY DE VIOLENCIA DE GENERO!!

    IGUALDAD REAL, DI NO AL APARTHEID FEMINAZI

  10. Pingback: Visibilizadas y empoderadas | Mari Kazetari

  11. Shirley

    Lo que más duele es ver que muchas mujeres no están concienciadas con la realidad y le hacen el juego al machismo: estoy harta de ver como últimamente en la TV o en foros de internet, muchas mujeres se apresuran a decir que no son feministas antes de hablar, pretendiendo así que las tomen en serio. Me parece muy triste, ya que es gracias al feminismo que ellas hoy pueden tener un trabajo, una cuenta bancaria, etc, etc. Deberían estar agradecidas como mínimo, y luego como mujeres defender su dignidad y no sentir vergüenza de reclamar igualdad en voz alta. Los que nos van a criticar ya sabemos quienes son, no?

  12. Pingback: Comunicación Digital y Nuevos Medios » Pikara cumple un año: “más que satisfechas con la experiencia de editar nuestro propio medio digital”

  13. Pingback: Paranoicas | Mari Kazetari

  14. Floreta

    He aquí un ejemplo de uno que se deja llevar por la actitud paranóica paradójica, “Antifeminazismo” se hace llamar. Desgraciadamente me he cruzado con mucha gente que piensa así y que no se ha parado a pensar ciertas cosas. Si existe una Ley de violencia de género será porque, en lo que va de año, han muerto ya 58 mujeres en todo el estado a manos de MASCULINOS. Será porque sólo en la Comunidad Autónoma Vasca, se ponen once denuncias al día por malos tratos. El porcenjate de denuncias falsas, al que cierta “gente” como tú se acoge, es menor a un uno por cierto del total de denuncias. Con esto quiero decir que si existe una ley que proteja a mujeres maltratadas es porque, efectivamente, las hay. Cuando mueran 60 hombres a manos de mujeres al año, se hará la Ley correspondiente para erradicar ese problema. Y el hecho de que una mujer maltrate a un hombre es tan grave como un hombre que maltrate a una mujer. Simplemente que, los hombres que maltratan a las mujeres, sea de la forma que sea, son una lacra social que hay parar. De ahí las medidas preventivas de las que tú hablas. Si una mujer denuncia por maltratao, como medida preventida se detiene al agresor y, si este no ha hecho nada, sale libre. Es una simple medida preventiva, punto. Pero dudo que una persona como tú entienda cosas de ASQUEROSAS FEMINAZIS. Sólo espero que nunca nadie de tu entorno, mujer, sufra ningún tipo de violencia. A veces, parece ser, que hace falta que pases ciertas cosas para darnos cuenta de ciertos problemas.

  15. Mª Teresa

    Violencia de género no es cuando un hombre mata a una mujer o cuando una mujer mata a un hombre (por ejemplo, un desconocido para robarles o por cualquier otro motivo); violencia de género es cuando un hombre maltrata (o asesina) a una mujer porque era mujer, es decir, cuando un hombre cree que la mujer es de su propiedad y que tiene el derecho de utilizarla a conveniencia y juzgarla y condenarla si no cumple expectativas. La diferencia es la creencia en el derecho de propiedad y en la vara de medir, que no existe en el caso de asesinatos de mujer a hombre (y que, por otro lado, son muchísimos menos). Querer negar esta evicencia es querer seguir siendo el beneficiario-propietario: mantener a la mujer como objeto de derecho (del hombre) y no sujeto de derecho, que es lo que es.
    Sr. Lorente, gracias por seguir ahí.

  16. señora milton

    Después de una conversación de lo mas bizarro acerca de circuncisión y ablación con un “masculinista”he econtrado este artículo. Me habeis alegrado la tarde.

  17. Darkbauer

    Las leyes de violencia de género lo único que hacen es victimizar a la mujer y librarla de las responsabilidades de sus propias acciones. Echen un vistazo a los estudios sobre mujeres maltratadas, y comprueben cuántas mujeres vuelven a sus maltratadores, y cómo desprecian a aquellos que las tratan bien. El feminismo está muerto porque se basa en ideas caducas de izquierda que no aportan nada en un mundo científico e industrializado. Es la demostración de que las mujeres son criaturas desvalidas e inferiores que necesitan del poder del Estado y del bolsillo del contribuyente para poder salir adelante en una sociedad capitalista y tecnológicamente avanzada. Mujeres piensen: en serio creen que nosotros los hombres, creadores del 99% de la tecnología que usáis (internet y vuestra ropa interior incluída) vamos a seguir manteniendo las semillas de nuestra destrucción? El Estado no podrá protegeros sin robarnos nuestra producción, y desde aquí le decimos NO al gran Estado (que ya está crisis)

    Ningún hombre que se respete a sí mismo convivirá con una mujer feminista odia-hombres que debe ser tratada como una cría mimada por el Estado porque es incapaz de asumir las consecuencias de sus propios actos. Por ello las bajas tasas de natalidad actuales, y vuestra próxima extinción. (Ningún hombre sano os permitirá procrear, y aquellos que lo hagan darán lugar a calzonazos e imbéciles sin significancia, lo más probable es que abortéis)

    “Los derechos de las mujeres” no existen, sólo existen los derechos del individuo, independientemente de su sexo, he aquí la gran falacia colectivista del feminismo. Sólo cuando abandonéis la mentalidad victimista de rebaño seréis dignas de que os amen y respeten como a personas.

  18. Pingback: “Gender-based violence is systematically being questioned throughout a fallacy” | nugenderandexcellence

  19. Pingback: MACHISMO I POSTMACHISMO: La alianza estratégica conta la igualdad. Miguel Lorente dia 18-12-2013 - ACICOM -Associació Ciutadania i Comunicació-

  20. La Reina de la Entropía

    Darkbauer:

    La primera programadora: Ada Lovelace Byron
    La madre de internet: Radia Perlman
    Julia Newmar: Los panties
    Mary Phelps Jacob: el sujetador

    Tu incultura hiede. Tus “opiniones” más.

  21. Pingback: El posmachismo está aquí Artículo de Miguel Lorente Acosta para Pikara | pikara magazine | cimalcoleadelrio

Los comentarios están cerrados

Uso de cookies

Nosotras también hemos sucumbido a las cookies y eso que no son de chocolate. Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies